México evitó la ruta de China

Con el acuerdo México-Trump, AMLO cancela, por ahora, la posibilidad de buscar alianzas con los asiáticos

Alfredo_Gonzalez
Alfredo González / A fuego lento / Heraldo de México

Amenazas, intrigas, fuego amigo, filtraciones, memes y más memes formaron parte de la última crisis diplomático-comercial que enfrentó México ante Trump.

El ambiente fue hostil y en algunos momentos hasta lúdico, aunque lo más importante es que Andrés Manuel López Obrador y sus operadores lograron frenar, por ahora, la imposición de nuevos aranceles. A simple vista, se cumplió con el objetivo. Pero no todo es miel sobre hojuelas.

Ante los ojos del mundo, México perdió el primer round, porque se sometió a las condiciones del Tío Sam.

En EU, perciben que Trump salió airoso de una crisis que él mismo creó. Y en nuestro país, actores económicos califican el resultado como una victoria temporal para la 4T, por la cuota que debemos pagar con la adquisición de productos agrícolas a EU.

Un funcionario que estuvo cerca de las negociaciones me dijo que el acuerdo con el vecino del norte tiene algo más de fondo. No sólo impidieron el cobro de nuevos gravámenes, sino que evitaron la ruta de China.

—¿Qué significo eso? —pregunté.

En primer lugar, me explicó que México le evitó a la Unión Americana una guerra comercial con China, cosa que hace más llevadera la vida de los estadounidenses porque les evitará pagar precios más altos en productos de primera necesidad.

Por otro lado, nuestro país afianza su relación con EU, a quien prefiere tener como socio comercial, por encima de cualquier otra nación. Ahora bien, si Trump hubiera impuesto nuevos aranceles, no sólo habría dificultado la ratificación del T-MEC, sino que México se hubiera visto obligado a buscar otros socios comerciales. Uno de los prospectos es China, pero nuestro país se ha resistido a hacer negocios con ellos por las implicaciones que tiene.

Los orientales son más agresivos, imponen aranceles más altos y siempre llevan las negociaciones al extremo para presionar a su contraparte. Lo han hecho con algunos de sus socios, a quienes han intentado castigar por algunas desavenencias, pero sin grandes resultados. Y, por si fuera poco, su economía es cada vez más inestable.

Es pocas palabras, México prefirió, por ahora, la intransigencia de Donald Trump por encima de la agresividad e inestabilidad de los chinos. Es decir, más vale viejo conocido que nuevo por conocer.

***

Públicamente han dicho que el resultado de las negociaciones con EU fue gracias al trabajo en equipo de varios integrantes de gabinete presidencial.

Sin embargo, me dicen que quienes llevaron la batuta fueron Marcelo Ebrard y la embajadora Martha Bárcena.

En las primeras conversaciones se vio muy activo al subsecretario Jesús Seade, pero ya no lo volvieron a ver, por ejemplo, en la reunión del miércoles en la Casa Blanca.

***

Y como dice el filósofo… Nomeacuerdo: La diplomacia te saca de un problema en el que el tacto te hubiera evitado meterte.

[email protected]

@ALFREDOLEZ

¿Te gustó este contenido?