Metotrexato en la era del chantaje

Hay una historia de chantaje, porque la Cofepris, desde 2018, habría inhabilitado siete líneas de producción Pisa

Carlos Mota / Un montón de plata / Heraldo de México
Carlos Mota / Un montón de plata / Heraldo de México

De acuerdo con la oficial mayor de la Secretaría de Hacienda, Raquel Buenrostro, la aparente crisis de desabasto de metotrexato en el sistema de salud —un medicamento oncológico infantil— no se debió a un tema de precio, por lo que la motivación del gobierno no era conseguir ahorros. No. Las fotografías que vimos el fin de semana de la llegada de producto la madrugada del sábado, bajo el control de la Secretaría de Marina, obedeció a una petición de urgencia para garantizar el abasto de un medicamento de calidad.

Pero en medio del episodio hay una historia de chantaje, porque previamente la Comisión Federal contra la Protección de Riesgos Sanitarios (Cofepris), desde el año 2018, habría inhabilitado siete líneas de producción de la empresa Laboratorios Pisa, que sí lo produce, pero a la que se le habrían encontrado lotes con producto de mala calidad. La empresa, que todavía no ha conseguido la certificación de sus buenas prácticas por parte de la agencia sanitaria para reabrir las líneas, se habría negado a vender medicamento a los hospitales públicos. Esto llevó al gobierno a acudir al laboratorio Mylan, en su planta de Francia, para adquirir 38,200 unidades del fármaco.

El mecanismo para importar el medicamento existe desde hace tiempo: consiste en que, en episodios y enfermades en que no existe el fármaco en México, la Cofepris emite un certificado de importación especial para traerlo desde países cuyas agencias sanitarias sean reconocidas aquí, como la FDA de los Estados Unidos o la EMA de Europa.

El gobierno niega que una persona haya fallecido como consecuencia del desabasto de ese medicamento. Asimismo, señala que, como dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador, la acción gubernamental no se dirigirá contra una empresa en particular. De hecho, Pisa tiene 17 líneas de producción, de las cuales 10 están funcionando.

Lo que al presidente no le agradó fue que lo presionaran. Querer obtener las certificaciones de cumplimiento para poder liberar el metotrexato fue la gota que derramó el vaso y lo que obligó al gobierno a buscar la medicina en Europa. Por eso el ahorro en dinero no fue grande, porque no se trataba de eso —como en el caso del VIH—, sino de garantizar el abasto (recuérdese que el propio Jaime Nieto, director del Hospital Infantil de México, salió a defender a Pisa ante la Comisión de Salud del Senado la semana pasada señalando que solo quedaba metotrexato para dos o tres semanas).

TOLEDO, EBRARD Y LA ONU

En materia de calentamiento global —el gran tema de esta semana en la ONU—, la participación del canciller Marcelo Ebrard en la Asamblea General no parece tan inspirada en la Semarnat ni en el secretario Víctor Manuel Toledo. ¿Por qué será? Y eso que los datos de la World Meteorological Organization liberados ayer son espantosos.

POR CARLOS MOTA
[email protected]
WHATSAPP 56-1164-9060


lctl

¿Te gustó este contenido?