Mecanismos de acreditación

Se vuelve más urgente el cumplimiento de las normas en el país

Jaime Núñez / Al mando / Heraldo de México
Jaime Núñez / Al mando / Heraldo de México

Proteger a la población, medio ambiente y seres vivos mediante el cumplimiento de las Normas Oficiales Mexicanas (NOMs) y las Normas Mexicanas (NMX) se vuelve cada vez más urgente, sobre todo al considerar que en México sólo contamos con la infraestructura para vigilar que se ejecuten 270 de las 769 existentes, por lo que sólo se da seguimiento a 36 por ciento de las mismas. Los esfuerzos han sido claros, pues desde la Entidad Mexicana de Acreditación (EMA), que preside Jesús Cabrera, se iniciaron los trabajos desde hace dos décadas, con el fin de garantizar que los productos y servicios que adquirimos funcionen con apego a los reglamentos establecidos a nivel nacional. Tal es el compromiso del organismo dirigido desde su creación por María Isabel López, que se ha convertido en signataria de todos los Acuerdos de Reconocimiento Multilateral de la Cooperación Interamericana de Acreditación, con lo que se constata que trabajan en apego a las normas y lineamientos de los máximos organismos regionales e internacionales. Es así que esta semana México se convierte en sede de la Vigésima Cuarta Asamblea General de la Cooperación Interamericana de Acreditación (IAAC), en la que los expertos de la EMA intercambiarán ideas sobre los sistemas de acreditación vigentes en más de 18 localidades de la región con 80 especialistas de las mismas. Con ello, la EMA demuestra una vez más su visión para tender puentes entre todas las naciones integrantes de la IAAC, organismo que preside Liliane Somma, quien es reconocida por su liderazgo y altura de miras para robustecer la cooperación y participación entre los distintos Comités y Grupos de trabajo establecidos para calificar a los evaluadores.

AVANZAR EN CONOCIMIENTO CLÍNICO

La Asociación Mexicana de Industrias de Investigación Farmacéutica (AMIIF), que dirige Cristóbal Thompson, llevó a cabo su encuentro denominado Alianza por la Investigación Clínica en México, donde reunió a buena parte de los actores que participan en la investigación clínica en nuestro país, desde hospitales e institutos de salud, investigadores, universidades, instancias aduanales y de administración tributaria, hasta autoridades regulatorias y las empresas farmacéuticas establecidas en México. La investigación clínica es una actividad de alta especialidad que puede detonar beneficios económicos a México. Siempre y cuando se mejoren los procesos de aprobación sanitaria, así como otros factores que incrementen la competitividad del país, se podrían generar inversiones acumuladas por más de dos mil millones de dólares durante los próximos cinco años. Actualmente las seis áreas terapéuticas en las que se realiza mayor investigación clínica en México son: autoinmune/inflamación; oncología; metabólico/endocrinología; cardiovascular; enfermedades infecciosas y neurociencias.

POR JAIME NÚÑEZ
[email protected] 
@JANUPI

lctl

¿Te gustó este contenido?