Meade y la trampa del efecto salmón

El candidato del PRI vaticinó la victoria en un evento en Naucalpan, municipio donde quedó tercero en la pasada elección, juntando los números de las nuevas coaliciones

Meade y la trampa del efecto salmón

arece que en el equipo del candidato José Antonio Meade, el timing político y la estadística electoral no les empatan mucho, pues en la gira Reloading Meade 2.0 debió omitirse la fecha Naucalpan, por pura estrategia, o debió plancharse mucho más.

 

nteayer, que me contaron que el candidato no priista del PRI estaría en Naucalpan, pregunté honestamente asombrado “¿por qué?, ¿no quieren a su candidato o por qué lo llevan, en medio de su relanzamiento, ahí?” No era sorna impertinente, sino una duda basada en datos; y la realidad confirmó la hipótesis. El PRI y sus aliados fueron tercera fuerza en esta localidad, según la última votación –la de Gobernador 2017–, y dentro de poco comenzarán a fluir públicamente las encuestas, que ya muchos conocen, en las que se verá que la contienda ahí está entre Por México al Frente y Juntos Haremos Historia. Anaya y Andrés Manuel, en concreto.

 

uvo el PRI con sus aliados (el PVEM, Nueva Alianza y, en su momento, el PES) 91 mil 248 votos hace un año en Naucalpan. El PAN y el PRD, que hoy compiten juntos, sumaron 96 mil 54, y Morena llegó por sí solo a 102 mil 405. Si se le suman los sufragios que consiguieron el PT y el PES, que hoy corren con AMLO, llegan a 107 mil 191. Es decir, tienen 17 por ciento más votos que los conseguidos por el PRI y sus aliados (que hoy están molestos a nivel local) en Naucalpan hace un año.

 

mpetu y oratoria no son suficientes para haber llevado al candidato Meade a hablar del Efecto Del Mazo (que, a saber, significa ganar a contracorriente) en un municipio donde van totalmente cuesta arriba y donde en la pasada elección no consiguieron tal efecto. Operación y movilización hicieron falta. La logística no ayudó a transmitir, en la forma, el mensaje de fondo del relanzamiento.

 

o fue, por mucho, el mejor evento de Meade en el Edomex, y no sólo por escoger el discurso de ganar como el salmón en un municipio perdido electoralmente. Las divisiones internas en el PRI naucalpense, con liderazgos de brazos caídos, no hicieron su tarea. David Parra, el líder del sindicato de trabajadores del Edomex y dos veces candidato (perdedor) a la alcaldía, no está metido de lleno en la operación. Quiso ser por tercera vez el abanderado al municipio y se lo negaron, por lo que está en mood “¡hágalo usted mismo!” tanto el mitin como la campaña.

 

Gente trasladada desde 5.5 horas antes del evento; gente parada en el lugar 3.5 horas antes del evento; calor de 27 grados a la intemperie potenciado por la sombra plástica de la carpa; falta de agua, al menos 2 de cada 10 sillas, de las 15 mil dispuestas, vacías; etcétera, etcétera… la gente comenzó a irse. No tuvo un vacío estrepitoso, pero sí se notó el desaire.

Naucalpan, municipio que perdieron, no fue el mejor lugar para ensayar el discurso del “sí se puede remontar cuesta arriba”. Una localidad marcada por estruendosos escándalos de corrupción de ediles priistas, uno de ellos, David Sánchez, llegó a la cárcel por peculado, y recién salió libre. Una comarca con los números en contra y con un PRI dividido en lo local. Hará falta más para lograr el Efecto Salmón.

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónFOTO: @Gibsonguitar

Mítico fabricante de guitarras Gibson se declara en bancarrota