McLaren regresa

La escudería británica está de regreso, tras varios años en el fondo, y eso es importante para la Fórmula Uno

Juan Antonio de Labra / Más F1 / Heraldo de México
Juan Antonio de Labra / Más F1 / Heraldo de México

Hace apenas cuatro años, McLaren comenzaba un incierto peregrinaje de la mano de Honda, con la ilusión de que el fabricante japonés consiguiera entregarle un motor fiable y competitivo.

Sin embargo, no fue así. Y entonces se suscitó una problemática que derivó en la falta de resultados que terminaron aburriendo a Fernando Alonso, tanto así que decidió retirarse.

El deterioro de la relación entre McLaren y Honda vivió su peor crisis en 2017, cuando los ingenieros japoneses trataban, afanosamente, en encontrar la clave para cumplir con el compromiso que habían hecho con Ron Dennis.

Al final, el rompimiento con McLaren les dejó una gran enseñanza, y a los pocos meses comenzaron a trabajar con Toro Rosso, la escudería filial de Red Bull, con la que hubo una relación más cordial y estratégica que estaba enfocada a desarrollar un motor que más tarde se iba a instalar en los coches de Red Bull diseñados por Adrian Newey.

Alejados por fin de la fuerte presión que ejercía su desastrosa sociedad con McLaren, la escudería Honda se ha concentrado en construir un motor que ya está dando buenos resultados, tanto en Toro Rosso como en Red Bull, equipo que tomó la decisión de dejar a Renault como motorista, tras 12 años de trabajar juntos.

Por otra parte, y visto que algo trababa aquella difícil relación entre Honda y McLaren, su separación abrió un nuevo camino para que la propia Renault se encargara de fabricar el motor para la famosa escudería británica.

Y aunque ciertamente no les conviene que éstos estén por delante, porque se han convertido en su propia competencia, nadie negará que todos los cambios que hubo han favorecido a todos los equipos involucrados.

Sorprende ver a Carlos Sainz como el mejor del resto en la tabla de pilotos, gracias al crecimiento que ha mostrado McLaren en estos meses, hasta situarse también como el cuarto coche más destacado en la tabla de constructores, lo que apenas hace un par de años parecía inalcanzable.

Los astros terminaron de alinearse a favor de McLaren, y hoy tiene visos de seguir creciendo con la finalidad de pelear por un campeonato a mediano plazo, si es que Renault, su proveedor de motores, no recela que un equipo cliente lo supere, pues el orgullo de los franceses, y su gran legado histórico dentro del automovilismo, está de por medio.

Asimismo, Honda tendrá carta abierta para evocar aquellos años en que competía con un equipo propio que tuvo éxito en Fórmula 1, en esa lejana época en la que la categoría reina se afianzó en Japón y adquirió popularidad.

Conforme transcurre la presente temporada, el conflicto con la escudería McLaren ya va quedando en el olvido, y desde que se divorciaron las cosas han marchado mejor para ambos.

POR JUAN ANTONIO DE LABRA

@[email protected]

¿Te gustó este contenido?