Mauricio Sulaimán: CMB agradece a la Lotería Nacional

La presentación de los billetes conmemoró los 55 años de vida del Consejo Mundial de Boxeo

Mauricio Sulaimán: CMB agradece a la Lotería Nacional

En este espacio hoy quiero hacer un homenaje al gran organismo que con sus sorteos apoya programas sociales a favor de muchos mexicanos. Me refiero a la Lotería Nacional para la Asistencia Pública.

El martes pasado, una vez más, nos privilegió, al realizarse uno de sus Sorteos Magnos en que la presentación de los billetes conmemoró los 55 años de vida del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

En esta ocasión, ante la presencia de campeones y ex campeones del mundo, además de otros personajes importantes, se repartieron millones de pesos en todo el país, y el resto, como siempre, fue directamente a diversas instituciones que prestan ayuda a quienes más la necesitan.

Agradezco profundamente al licenciado Eugenio Garza Riva Palacio, director de la Lotería Nacional, y al contador público Roberto Saldaña Martínez, quien lo representó en este sorteo.

Al primero, por su actitud generosa para nosotros, y al segundo, por las sentidas palabras que pronunció desde el presidium.

Infortunadamente no pude estar ahí, pero en el acto lo hizo por mí Lucy, mi hermana, quien tuvo el micrófono en sus manos, y como siempre, fue aplaudida con entusiasmo por las personas que llenaron el auditorio en el que se llevan a cabo estas reuniones.

Don Roberto Saldaña le entregó a Lucy una reproducción agrandada del billete, y perfectamente enmarcada, que ya forma parte de nuestros más preciados recuerdos, y que se encuentra en las oficinas del Consejo Mundial de Boxeo.

Me platicaron de los aplausos del público, la presentación de personalidades especiales, los niños gritones, y el momento en el que uno de estos últimos, con el especial tono con que suelen hacerlo, anunció que una de las bolitas, por cierto, temprano dentro del programa en marcha, traía ya el gran premio —por supuesto millonario—, de la noche, una terminación en cuatro, que hizo felices no sabemos a cuantos mexicanos.

La sala, construida como todo el edificio a partir del más puro art decó, se llenó en ese momento de murmullos, expresiones de júbilo, más aplausos que marcaron el momento estelar, el del gran premio de la noche.

Posteriormente, y como parte final en la forma en que lo marca el protocolo de la Lotería Nacional, se hizo un convivio, en donde surgieron comentarios, pláticas de temas diversos y cascadas de recuerdos.

Entre estos últimos, podemos citar que no fue la primera ocasión en que la Lotería Nacional para la Asistencia Pública nos distingue con este honor, que para nosotros es una fiesta.

Han sido cinco sorteos en que esto ha sucedido en el mismo escenario. El primero de ellos, aludiendo al CMB, apareció el viernes 27 de diciembre de 2009.

Fue un Sorteo Superior, en honor del gran Raúl Ratón Macías, cuya fotografía apareció en el mismo.

Vino después la celebración del medio siglo de vida de nuestro organismo el viernes 14 de diciembre de 2012, con imágenes de varios campeones del CMB.

El viernes 27 de junio de 2014 apareció la fotografía de mi papá en un billete del Sorteo Superior 2394, con una frase que no olvidaré nunca: José Sulaimán lo hizo a su manera (1931-2014). Y finalmente el de esta semana.

Antes de todos ellos hubo otros billetes que la Lotería Nacional para la Asistencia Pública emitió con personajes del boxeo como José Becerra, Vicente Saldívar, Ricardo Finito López y algunos otros más que fueron emblemáticos.

Anécdota de hoy

Eran paisanos y grandes amigos, los dos de Tamaulipas.

En una ocasión, don José invitó a Roberto Cantoral a un restaurante de la Zona Rosa.

Llegaron puntuales, conversaron de infinidad de temas, y al fondo se escuchaba la música de un trío.

No se habían percatado de que estaba ahí sentado el autor de la melodía que estaban cantando: El Reloj.

Cuando se dieron cuenta de su presencia, se acercaron y saludaron a los dos comensales y el cantante le dijo al señor Cantoral que fue en su honor.

Terminaron los postres y pagaron. Don José y don Roberto se dieron un abrazo de despedida, y lamentablemente  fue la última vez que se vieron…

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBolsa de red: El must del verano

Bolsa de red: El must del verano