México vs. piratería estadounidense

Turbo Ion es acusada por CROC de provocarle pérdidas de hasta 200 millones de pesos

Milén Mérida / Match point / El Heraldo de México
Milén Mérida / Match point / El Heraldo de México

La firma estadounidense Turbo Ion podría ser la primera sancionada bajo las nuevas disposiciones aprobadas en el recientemente firmado T-MEC entre México, Estados Unidos y Canadá, pues resulta que la firma mexicana CROC, especializada en productos de belleza, la acusa de provocarle pérdidas por hasta 200 millones de pesos en los últimos dos años por comercializar ilegalmente en México productos pirata de su marca.

Es un tema que está ya en el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), ahora en manos de Juan Lozano Tovar, organismo que ya tomó cartas en el asunto al advertir hace un par de años a la estadounidense, a través de la Dirección de Prevención de la Competencia Desleal, Coordinación Departamental de Inspección y Vigilancia, que se abstuviera de hacer uso de las marcas CROC.

Sin embargo, Turbo Ion hizo caso omiso de la advertencia y la PGR, que hoy encabeza Alejandro Gertz Manero, realizó esta semana un operativo en las oficinas ubicadas en la colonia Nápoles, en donde incautó mercancía apócrifa de un valor superior a los 7 millones de pesos, además de una multa de 30,000 días de salario mínimo, equivalente a 2 millones 191 mil 200 pesos.

En la base de datos pública del IMPI se puede constatar que la empresa Turbo Ion Inc no cuenta con ninguna marca vigente y registrada bajo la marca CROC, únicamente solicitudes, mismas que han sido revocadas, razón por la cual se hizo acreedora a las sanciones.

Ahora bien, si reincidiera, el panorama podría ponerse feo para la firma estadounidense, ya que sus representantes se harían acreedores de dos a seis años de prisión, toda vez estaría violando con dolo la ley de propiedad industrial, y más ahora con la entrada en vigor del T-MEC, en donde se incluyó por primera vez un capítulo exhaustivo de propiedad intelectual e industrial, así como sanciones, por petición expresa del presidente Donald J. Trump.

Cash

 

Para nadie es un secreto que en la época de fin de año es cuando estados y municipios sufren más para pagar prestaciones y salarios, por lo que recurren a la deuda de corto plazo, y este año no es la excepción. Incluso, ante el cambio de gobierno se sabe de alcaldes y gobernadores que dejaron en ceros las arcas locales, por lo que los nuevos tendrán que contraer deuda para cumplir con sus obligaciones.

De acuerdo con la calificadora Fitch Ratings, liderada en México por Carlos Fiorillo, el top 5 de las entidades que mayor contratación hicieron de créditos de corto plazo de enero a noviembre 2018 está integrado por: Nuevo León, de Jaime Rodríguez; Michoacán, Oaxaca, Guerrero y Chiapas. Mientras que los de mayor proporción del saldo insoluto, es decir, los que más deben de los préstamos que pidieron, son: Michoacán, de Silvano Aureoles, con 24.8%; Nuevo León, con 18%; Oaxaca, con 15.6%; Sonora, con 8.8%, y Chihuahua, con 8.3 %.

 

[email protected]

@MILEN_KA

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónTal cual

Tal cual