Más astutos que rápidos y furiosos

En un mundo invadido por el consumo de contenido vía streaming, el video todavía hace su luchita por subsistir para prolongar los éxitos taquilleros


Vamos a hacer un ejercicio de honestidad porque este es un tema que me llena de melancolía. ¿Cuántos de ustedes aún compran DVDs y/o Blu-Rays? Pues con tristeza debo confesar que yo por mi parte, ya no lo hago. Y miren que tengo una basta colección de DVDs y Blu-Rays en casa, sobre todo de aquellos directores y actores a los cuales siempre he admirado como por ejemplo Alfred Hitchcock o Johnny Depp, quien aún con sus malas decisiones cinematográficas me hacía correr a la tienda para comprar la película en cuestión en video en cuanto se estrenara. Con todo y que soy una persona de tradiciones, confieso que he dejado de ejercer esta bonita práctica por el bien de mi bolsillo y porque ahora mi dinero está destinado a las plataformas vía streaming y digitales como Netflix y ITunes. Seguramente muchas de las personas que me están leyendo han atravesado por lo mismo y ya hasta se deshicieron de las películas adquiridas durante tantos años.

A pesar de la inevitable crisis por la que atraviesa el video en casa hoy en día, las distribuidoras aún siguen haciendo esfuerzos publicitarios millonarios por postergar lo más que puedan el éxito de sus productos taquilleros. Al hacer un análisis del tipo de películas en video que más se ha consumido en este año en Estados Unidos, destacan las animadas como Moana, Trolls, Sing y La Secreta Vida de las Mascotas, cuyo público mayoritario es el infantil. También en el listado aparecen títulos que hicieron mucho ruido en la taquilla como Rogue One, Doctor Strange y Escuadrón Suicida.

Con la intención de darle larga vida a los reyes de la acción en video, hace unas semanas Universal Studios Home Entertainment, convocó a la prensa internacional a un evento especial en la Habana, Cuba, para además de entrevistar a Tyrese Gibson quien formó parte del elenco de la última entrega de la saga de Rápido y Furioso, pudiéramos conocer las locaciones de la isla en donde se filmó esta cinta, lo cual marcó un precedente en la historia de dicho país y del cine mismo. Y es que todo lo que ha sucedido con esta franquicia ha sido en grande. Tan solo dos de sus 8 películas (Furiosos 7 y Rápidos y Furiosos 8) están entre las 11 más taquilleras de la historia, la última de ellas logró recaudar más de 1 billón de dólares. Entonces suena lógico que para el lanzamiento en video de esta cinta (que sea hoy a a venta), la empresa haya tirado la casa por la ventana para la promoción de la misma, buscando prolongar, lo más que se pueda, el éxito que ha tenido la franquicia en el mundo.

Son este tipo de películas las que mantienen vivo el video en casa, pero durante cuánto tiempo más. Ya se verá.

 

Columna anterior: El pasado que se hace presente

¿Te gustó este contenido?