¡Aquí están los traidores!

A tal punto se calentaron los ánimos en el grupo parlamentario del PAN en el Senado, que varios legisladores se injuriaron y estuvieron a punto de terminar a golpes


La reunión previa del PAN en el Senado estaba a punto de comenzar (el martes pasado).

Prácticamente estaban presentes todos los legisladores del blanquiazul con la excepción notoria de Ernesto Cordero –actualmente Presidente de la Mesa Directiva, gracias a los votos del PRI y unos pocos del PAN-, Jorge Luis Preciado y Ernesto Ruffo.

En eso llega Ruffo, el ex gobernador bajacaliforniano. Mira en torno –ve a Salvador Vega, a Javier Lozano, Roberto Gil Zuarth, Luisa María Calderón, Jorge Luis Lavalle– y suelta en voz alta, frente a todos:

-¡Ahhhh…, aquí están los traidores!

Ruffo, primer gobernador de Acción Nacional, detiene su paso, da media vuelta y agrega:

-Esto ya no vale la pena…-, y sale del salón.

A su paso, la hermana de Felipe Calderón –la Cocoa- le lanza:

-¡Tú tampoco vales la pena, cabrón…!

Ruffo ni la mira. Sale sin decir más. Ya no alcanza a escuchar lo que Javier Lozano asestaría a su vez:

-¡Cállate, pinche viejo loco!

Raúl Gracia, senador por Nuevo León, saltó entonces y le respondió al poblano a su vez:

-¡Cállate tú! Respeta a ese hombre. Es una institución…

-Qué te traes tú-, se alzó entonces el ex priista y ex secretario de Comunicaciones.

-¡Tú me dijiste ignorante en público! –acusó el neoleonés (cosa que, efectivamente ocurrió cuando Gracia se quedó con la Comisión de Comunicaciones).

-Pues lo que quieras…

La situación llegó al punto que sus compañeros tuvieron que separarlos para evitar que se golpearan, según nos platican varios de los senadores presentes.

Ayer jueves, día de sesión en el Senado, Ruffo no se presentó. Tampoco el colimense, Preciado, a quien Cordero le arrebató la vicepresidencia que ya tenía en mano, para dársela a Octavio Pedroza.

El bajacaliforniano está considerando renunciar a la Comisión Especial Estratégica para la Transparencia y Reingeniería del Padrón de Militantes. Sobre todo, luego de ver lo que ocurrió ayer: El triunfo de los traidores.

Y es que luego de ver el martes pasado a los 14 disidentes presentar una propuesta por su lado –dejando ver que ya conformaban un grupo cada vez más sólido vis a vis del coordinador formal, Fernando Herrera- ayer Ricardo Anaya y sus incondicionales terminaron doblegándose.

Representantes de uno y otro grupo –Fernando Herrera, Juan Carlos Romero Hicks, Mariana Gómez del Campo, Sonia Rocha, Víctor Hermosillo, Salvador López Brito- terminaron dando, todos juntos, una conferencia en la que los anayistas se sumaban (con cambios menores) al decreto de emergencia por los sismos, propuesto por los 14 disidentes

O sea, Anaya y los suyos perdieron la partida.

-0-

GEMAS: El próximo martes, José Antonio Meade comparecerá ante el pleno del Senado para exponer la Ley de Ingresos.

 

Columna anterior: Y como en 1985, la iglesia ausente 

¿Te gustó este contenido?