Educación digital

Algunas instituciones académicas no solo usan herramientas tecnológicas, sino que están transformando todo el modelo educativo, como Singularity University


Frecuentemente escuchamos cómo la tecnología avanza cada vez más, y nos enteramos de cómo transforma ámbitos como la medicina o la robótica. Sin embargo, uno de los campos que extrañamente no ha sido realmente impactado por la nueva ola tecnológica, es la educación. El preparar estudiantes con las herramientas del futuro, con un enfoque multidisciplinario, y conscientizándolos de los retos de su entorno, podría ser la solución para enfrentar los mayores problemas de la humanidad. Afortunadamente, ya existen instituciones con este enfoque.

Si vemos las escuelas hoy y las comparamos con las de siglos atrás, nos sorprenderíamos al darnos cuenta que poco han cambiado. La esencia es la misma, una persona al frente, explicando algún tema o concepto, y niños en filas escuchando y luchando por no perder el interés. Y aunque puede ser una manera de transmitir el conocimiento, es un método que no va de acuerdo con la realidad de los estudiantes.

La tecnología hoy permite que cualquier persona pueda aprender cientos de habilidades viendo videos en internet, lo que también nos permite acceder a una cantidad ilimitada de información sin necesidad de tener una guía. Los estudiantes están durante todo el día con un celular, computadora o algún tipo de dispositivo electrónico en la mano, sin embargo, estos se les prohíben en muchas clases por considerarse una posible distracción, y en muchos casos lo es. Pero ¿si usáramos esta distracción como oportunidad de enseñanza?

El integrar correctamente la tecnología podría facilitar la enseñanza para los profesores y hacer más atractivo el aprendizaje. En el caso del profesor, las herramientas multimedia podrían ser un elemento para enseñar conceptos teóricos complicados, difíciles de transmitir sólo con la ayuda de un pizarrón. También se podría medir el progreso de los estudiantes de manera más rápida y precisa. Hay apps que permiten ver el avance real del estudiante, eliminando las imprecisiones que podría causar por ejemplo copiar en el examen. Para los estudiantes, podría darse una experiencia que permitiera entender la importancia de lo aprendido y cómo ayuda esto en la vida práctica.

Aunque aún no son muchas, ya existen instituciones en el mundo que no solo han incorporado algunas herramientas tecnológicas, sino que están transformando todo el modelo educativo, como el caso Singularity University. Esta institución académica, ubicada en Sillicon Valley, busca generar un complemento de la formación de las escuelas tradicionales, para impulsar la capacidad y productividad del estudiante. Prepara a las personas con lo último en tecnología, como inteligencia artificial, nanorobótica, biología digital y muchas otras materias, pero con el enfoque de usar dichas tecnologías para enfrentar los mayores desafíos que enfrenta hoy la humanidad, como la escasez de recursos naturales o enfermedades que hasta hoy son incurables.

Otro de sus componentes importantes es el impulso al emprendimiento, motivando al estudiante a proponer soluciones a problemas que ellos ubican en sus comunidades. Por supuesto, un proyecto tan ambicioso sería difícil de lograr de manera independiente, por ello, Singularity University trabaja de la mano con empresas, organizaciones, asociaciones y el gobierno para lograr su cometido.

Y tú, ¿qué tan innovador encuentras tu modelo educativo?

 

Columna anterior: Aprendizaje profundo, una solución a nuestros modelos educativos

¿Te gustó este contenido?