Marcas con punch

Una marca se construye a través de los años, y la reputación contribuye. Las de Maradona y Canelo venden bien

Marcas con punch

Estimado fan, como si se tratara de una pelea de box, hay marcas que combaten para no caer a pesar del tiempo, y gracias a éste. Pero contrario a lo que pasa en una batalla sobre el cuadrilátero, su punch no se mide en la fuerza del golpe, sino en su capacidad para sobrevivir en largas rutas.

¿Por qué los deportistas consagrados poseen marcas que viven, aun si mueren las personas que les dieron origen? Ante la controversia que desató el fichaje de Diego Armando Maradona como técnico de Dorados de Sinaloa, hubo mayorías de detractores, entre fans y periodistas —o analistas que piensan como fans— enfocados en las características negativas del personaje para determinarlo con una frase en común: Será un fracaso. La maquinaria del desprestigio que lucha día a día por meterle la pierna a cualquiera, satanizó a El Pelusa, antes de realizar su trabajo. Entonces, ¿por qué lo contrata Dorados, si los que dicen que saben aseguran que no vale la pena? Porque hay razones mercadológicas que empujan a los empresarios a arriesgar su dinero, en búsqueda del éxito.

La marca es un activo sustancial de una empresa, que posee y proyecta sus valores, significa identidad. Las marcas deportivas son poderosas, porque se afianzan en los valores positivos universales que aglomera el deporte. Las marcas se construyen permanentemente en el tiempo. Una marca deportiva basa su poder y alcance en los hechos sobre el escenario del deporte, y por ello trasciende.

Maradona ocupa un lugar en el Top 2 de mejores futbolistas de todos los tiempos, y es lo que ya le dio inmortalidad. Es cierto que en su faceta como técnico no es ni una molécula del astro que fue como jugador. Y, por supuesto, fuera de la cancha su conducta está alejada a lo ejemplar. Pero el club culichi no quiso fichar a un súper estratega ni a un hombre decadente. Contrató a una marca. Y la marca de D10S, como dicta su naming, es poderosa, todavía hábil… Y mete goles. El mercado de la nostalgia es amplio.

Es temprano para comprobar cuánto mejorarán los ingresos de Dorados. Las arcas no se miden sólo por la taquilla, también está el merchandising, publicidad y patrocinios, y con los tacos por delante, la transmisión de TV, más la repercusión en plataformas digitales. En todo esto, la Marca Maradona importa desde ahora en cada negociación.

En tanto, Saúl Álvarez boxea contra su sombra, luego de la polémica de su victoria sobre Gennady Golovkin. Quizás esta falta de convencimiento se deba a dos factores: su sanción por consumir clembuterol, y su trayecto hueco hasta convertirse en una figura del pugilismo y enfrentar a grandes astros que iban de salida: MayweatherJr., Coto y ahora GGG. Pero la Marca Canelo sobrevive ahora por el cartel obtenido, su imagen física y la juventud. Es el mejor pagado del CMB. A pesar de sus daños, la marca se mueve, aunque no satisfaga a todos. La industria no fabrica ídolos, a éstos los hace la gente. A un ídolo real se le perdona todo.

Por HÉCTOR QUISPE

TWITTER E INSTAGRAM
@HECTORQUISPE

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBueno / Malo / Feo

Bueno, malo y feo