Mapat, una grande que se va de Televisa

Una de las productoras más importantes de la televisión en México deja la empresa donde trabajó por más de 36 años

Sebastián de Villafranca / Backstage / Heraldo de México
Sebastián de Villafranca / Backstage / Heraldo de México

No es ningún secreto que estamos pasando por una etapa de importantes cambios en la forma de entretener, comunicar e informar. Esto ha generado muchas opiniones encontradas, algunos dicen que ciertos medios van a desaparecer. Después de platicar con expertos en radio, televisión, digital e impresos coinciden en algo; todos se complementan y no compiten entre sí, por lo que ninguno se marchará.

A pesar de esto, las empresas están buscando la forma de adaptarse y de estar al frente de lo novedoso, tienen miedo a quedarse atrás. Esto deriva a decisiones importantes que no siempre son la mejor opción. Las televisoras por ejemplo se están deshaciendo del talento que ellos mismos formaron, invirtieron y por los cuales apostaron, pero detrás de estos famosos, hubo mentes y genios que los hicieron.

La semana pasada, Televisa siguió con su recorte de personal, no sólo son los achichincles los que se van, también las cabezas son despedidas. Una de ellas fue la productora Martha Patricia López de Zatarain, mejor conocida como Mapat.

La creativa trabajó por más de 36 años en la empresa, produjo más de 13 telenovelas, que, según los niveles de audiencias, fueron muy exitosas. Hizo proyectos para grandes y chicos; tuvo desde horarios estelares hasta infantiles, de sus premios y nominaciones ni hablemos.

Gracias a su forma de trabajar, se ganó el cariño de los actores, el respeto de sus compañeros y se convirtió en una necesidad para los ejecutivos, el resultado: un buen producto, rating y el agradecimiento del público.

Quiero pensar que si decidieron darle las gracias fue porque ya tienen a alguien que va a entrar en su lugar. Una de las cosas más fáciles es correr a una persona, pero el reto más grande es saber por quién la vas a sustituir.

Hablé con ella por teléfono y me contó que se encuentra muy tranquila, por una parte, sorprendida, pero por otra, muy feliz.

Ahora que ya no tiene exclusividad, me dijo que primero quiere tomarse unas vacaciones, y en cuanto regrese, va a explorar todas las alternativas que existen gracias a la apertura de nuevos medios, canales y plataformas para seguir proponiendo. Su oficina parece búnker por la mudanza, me platicó que se ha encontrado con cosas que había dado por perdidas y que tienen un valor sentimental para ella.

Mapat tiene hasta finales de septiembre para abandonar el espacio desde donde comandó grandes proyectos. Al final quedó en buenos términos con la empresa, le permitieron quedarse con su gafete por un año más para poder entrar a la televisora en caso de que ella lo desee.

Al final de nuestra conversación, los dos llegamos a la misma conclusión, se va de Televisa, pero vuelve una maestra señora productora reloaded para seguir ofreciendo diversión y entretenimiento con mucha calidad, ahora, por otro medio.

 

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
Opinión¿Se va o se queda?

¿Se va o se queda?