El cinismo y el Paso Exprés

El secretario Ruiz Esparza buscará culpar a todos menos a él y su secretaría. Se equivoca. Él es responsable de los responsables


Hay quienes no conocen los límites del cinismo. Pero hay peores: quienes no conocen ni el cinismo. Eso pasa en la SCT en torno al socavón en el Paso Exprés.

 

El día que se abrió la tierra en la México-Cuernavaca, el secretario Gerardo Ruiz Esparza culpó a las lluvias, una alcantarilla y la basura, y anunció, carente de toda sensibilidad, en Twitter, que se rescató el vehículo Jetta con dos personas muertas al interior. Las semanas siguientes, continuaron los desatinos. La SCT decidió que el Paso Exprés permaneciera abierto. Luego cambiaron de instrucción: abierto para todos menos para vehículos de carga. Después, que siempre no; cierre parejo. Luego volvieron a cambiar: abierto, pero de manera parcial. Más tarde, abierto menos cuando llueva fuerte.

 

Se ordenó un peritaje independiente. En medio del mismo, otra vez una orden en contrasentido: la SCT anunció la construcción de un paso elevado justo en el tramo afectado. Sin análisis, sin detalles técnicos. Otra ocurrencia.

 

Llegó entonces el peritaje de expertos en hidráulica, geotecnia y estructuras del Colegio de Ingenieros Civiles de México, del Instituto de Ingeniería de la UNAM y del Colegio de Ingenieros de Morelos. Tarde, pero al menos supimos qué pasó:

 

-No hay sistema de drenaje apropiado para las aguas negras.

-No se realizó la limpieza de basura en la alcantarilla antes de las lluvias.

-No existe evidencia de que se hayan verificado las fallas en el alcantarillado.

-Hubo una deficiente estructuración en muros de contención.

-El deterioro en la alcantarilla pudo deberse al peso de la estructura y falta de resistencia.

-La grieta pudo ser causada por un alud durante las obras y/o uso de maquinaria pesada.

-La tubería pudo fracturarse debido a una obstrucción que generó que el agua saliera por las grietas del alcantarillado.

 

El peritaje exhibió omisiones (¿y corrupción?) en que habrían caído todos los implicados. Pero la SCT, contrario a lo dicho por el responsable de Carreteras de la dependencia, Clemente Poon –quien nos señaló en la radio la responsabilidad directa de la delegación de la SCT Morelos-, se lavó las manos y, en el documento que leerá Ruiz Esparza mañana ante la Comisión Permanente del Congreso, acusará lo mismo al gobierno municipal de Cuernavaca, el estatal de Morelos y las empresas Epccor, Aldesa y SACC ingeniería. De la culpa de la SCT, nada.

 

El secretario buscará culpar a todos menos a él y su secretaría. Se equivoca. Él es responsable de los responsables. Y también se equivoca el gobernador de Morelos Graco Ramírez cuando dice que ellos advirtieron a tiempo, como si no hubiera estado sonriente y aplaudidor inaugurando la obra. Ambos validaron el fallido Paso Exprés y tienen culpa. Aunque lo nieguen y hayan hecho de lavarse las manos un arte.

 

-Off the record

 

Los resultados de la encuesta para elegir entre SheinbaumMonrealBatres y Delgado al candidato de Morena a la CDMX se procesarán lunes y martes. El miércoles estarán en el escritorio de AMLO. ¿Cuándo los dará a conocer? En su equipo hay quienes creen que antes del viernes, otros dicen que en quince días.

 

Columna anterior: PRD, el último apaga la luz

¿Te gustó este contenido?