Manotazo al Poder Judicial Federal

El presidente Andrés Manuel lo excluyó de la terna de candidatos a la Suprema Corte de Justicia de la Nación

Alfredo González / A fuego lento / Heraldo de México

Como balde de agua fría cayó en el Poder Judicial de la Federación la terna que envió el presidente Andrés Manuel López Obrador al Senado para ocupar la vacante de ministro en la Suprema Corte.

Desde 1995, con la nominación de Olga Sánchez Cordero como ministra, no se habían presentado al Senado prospectos que vinieran del Poder Judicial de los estados, particularmente del fuero común.

Con la nominación de Loretta Ortiz, Celia Maya y Juan Luis González Alcántara Carrancá, AMLO marginó a los santones de la justicia federal y metió al juego de la sucesión en la Corte no sólo a tres candidatos que provienen de la justicia local, sino a gente cercana a los círculos de poder de Morena y su propio entorno.

Los tres nominados aspiran a ocupar el lugar que dejó vacante el ministro José Ramón Cossío, el 30 de noviembre, pero desde ayer que se conocieron los nombres, dentro y fuera de Morena, nos dijeron que todos tienen posibilidades. A González Alcántara no es la primera vez que lo colocan como aspirante a un cargo de tal envergadura. Hace unas semanas sonó entre los prospectos a la Fiscalía General de la República, pero su nombre se fue diluyendo conforme tomó fuerza el de Bernardo Bátiz.

Esta vez, desde el Senado, ven una contienda cerrada, pero con ventaja para Juan Luis quien, como presidente del Tribunal de Justicia del DF, entre 2000 y 2003, trabajó cerca del entonces jefe de Gobierno, López Obrador.

Un senador me comentó que no hay línea para votar, pero González Alcántara Carrancá es bien visto por un amplio sector de Morena. Otro legislador me dijo que el proceso de elección no será fácil porque las otras dos postulantes tienen estrechas relaciones con el gobierno.

Hasta ayer por la tarde, no habían dado señales de por dónde viene la votación.

En lo que sí coinciden es en que el Presidente dio un manotazo al Poder Judicial, mandando la señal de que cambiará el perfil de los próximos ministros de la Corte.

El Poder Judicial ya no llevará mano, menos cuando éste ha sido uno de los primeros que declaró la guerra a AMLO con las demandas por la disminución de sueldos y salarios a burócratas.

Por otro lado, aunque pareciera que se trata de temas inconexos, la publicación de la terna se dio en medio de la incertidumbre que priva en el Poder Judicial, particularmente en el Tribunal Electoral, por el fallo pendiente en Puebla.

Incluso, en el circuito de jueces, ministros y magistrados se dice que una de las primeras afectadas es la presidenta del Tribunal, Janine Otálora, porque había levantado la mano para ocupar la plaza del ministro Cossío, y hoy no han concluido siquiera el proceso electoral 2017-2018 en la tierra del mole y el camote.

Y como dice el filósofo… Nomeacuerdo: El poder no consiste en golpear siempre o con frecuencia, sino en golpear oportunamente.

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBueno, malo y feo

Bueno, malo y feo