Maniquíes triunfadores

Gran controversia generó la apertura de la nueva tienda deportiva Nike en la calle Oxford, en Londres, esta semana

Brenda Jaet / Caprichos millonarios / El Heraldo de México
Brenda Jaet / Caprichos millonarios / El Heraldo de México

Dicha marca introdujo maniquíes talla plus size para exhibir su mercancía XL y XXL, en un esfuerzo por ser inclusivos y celebrar la diversidad en el deporte.
Rápidamente surgieron las críticas en donde decían que la marca estaba promoviendo la obesidad. Un artículo en particular del diario The Telegraph por la periodista Tanya Gold fue de los más críticos, en donde llama a la marca cínica por promover el ejercicio y la gordura al mismo tiempo.
La industria de la moda es una de las más elitistas y excluyentes, sobre todo en temas relacionados con la estética, talla y figura del cuerpo.
En un estudio realizado en 2017 por el Journal of Eating Disorders se encontró que 90 por ciento de los maniquíes femeninos representan un cuerpo medicamente bajo en peso y que, si fueran reales, tendrían tan poca grasa que sería imposible que menstruaran. Concluyeron que estos contribuyen a la internalización de ideales de cuerpos esqueléticos que resultan ser un factor enorme en desórdenes alimenticios.
Muchas mujeres de talla plus no acuden a gimnasios por, entre muchas razones, no tienen ropa deportiva moderna que les quede, lo cual aumenta su sentimiento de inseguridad para salir adelante.
El poder identificarse con una marca moderna, que las incluya, hace un bien psicológico enorme y las alienta a querer ser más sanas. México, el país número uno en obesidad infantil, debería tomar nota para atacar el problema desde otra perspectiva. En vez de excluir y alienar a las personas pasadas de peso, motivarlas e invitarlas a ser más saludables.
Por otro lado, el ser deportista y saludable no es sinónimo de ser delgado; hay personas que comen sanamente, practican deporte y son grandes y robustas.
Tenemos el mejor ejemplo con el boxeador campeón Andy Ruiz Jr., quien se convirtió en el primer campeón mundial mexicano de peso pesado, después de derrotar al británico Anthony Joshua en Nueva York. Andy dijo con orgullo esta semana en México, al ser recibido por el presidente Andrés Manuel López Obrador: Me decían que no podía hacer nada y mírenme, un gordito haciendo historia. Y es que los estigmas y estereotipos viven en todos nosotros, ya que voluntaria e involuntariamente los comunicamos.
Existe una fina línea entre tener una cultura de imagen de cuerpo positiva y la de aceptar la obesidad.
Lo más importante es promover la aceptación y el amor propio en todas las etapas de vida. Hacer un camino para encontrar un balance sano. Hoy es momento de cambiar. Con pasos firmes y en la dirección correcta como lo hizo Nike, en donde el mensaje es: haz deporte y vive sanamente con el cuerpo que tengas hoy. Aplaudo esta moción y la de otros países, como España e Israel en donde prohíben a las modelos demasiado delgadas desfilar en sus pasarelas.

POR BRENDA JAET
@BRENDAJAETK

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBueno / Malo / Feo

Bueno, malo y feo