Malas compañías

Políticos de todos los partidos conviven con delincuentes; el góber de Guanajuato pide investigar a las alcaldías señaladas

Alejandro_Sánchez
Alejandro Sánchez / Contra las cuerdas / Heraldo de México

En un video aparece el joven Ángel Ávila, presidente nacional del PRD, dirigiéndose apresurado hacia una camioneta que lo espera entre rechiflas afuera de un hotel de la capital de San Luis Potosí, tras una reunión fallida con integrantes del partido. Cuando entra en una camioneta por la puerta de atrás, una lluvia de huevos se estrella en el vehículo, cuyo chofer, después de meter reversa se pierde a toda prisa en la perspectiva de una céntrica avenida.

En el entendido de que Ávila recorre el país en un intento por resucitar al sol azteca, le escribí por WhatsApp, primero para preguntarle cómo estaba y luego para saber de sus planes en esas tierras, uno de los bastiones más importantes que le quedaron al partido después de julio al recibir 400 mil votos en las urnas, cuyo líder local, el diputado federal Ricardo Gallardo, decidió renunciar al partido por problemas entre las corrientes políticas.

Todo bien por acá. Pero una regidora del equipo de Gallardo, Ana Rosa Pineda, que es regidora en la capital, dirigió la agresión. Vine a platicar con varios cuadros del PRD después de la salida de Gallardo de que el partido no tiene dueño, que es de todos, me alcanzó a decir Ávila.

Antes de la llegada de Ángel Ávila al hotel, había circulado en redes sociales el audio de una llamada telefónica que involucra al dirigente del PRD en Guanajuato, Hugo Estefanía Monroy con el presunto integrante del grupo criminal de Santa Rosa de Lima, Noel Lara El Puma, a quien se le ubica como parte del grupo político de Gallardo. De hecho, el también diputado federal Emmanuel Reyes Carmona, vocero de la bancada de la coordinación del PRD –entonces a cargo de Gallardo, de septiembre de 2018 a febrero pasado– también renunció al Sol Azteca, pero fue secretario particular del entonces alcalde perredista de Cortázar, Guanajuato, Hugo Estefanía Monroy, en el periodo 2015-2018, o sea antes de convertirse en diputado federal. Lamentablemente el diputado Gallardo no pudo tomar nuestra llamada para hablar de la visita de Ávila y sobre la supuesta conversación de Monroy con El Puma. Sin embargo, no es el único caso de involucramiento de políticos con criminales. En esa llamada también están embarrados el tío de El Puma, Juan Lara, presidente de Villagrán, Guanaguato, por el PANAL; su amigo, según dice la grabación, Genaro Martín Zúñiga, alcalde por Morena de San José Iturbide y el alcalde de San Luis de la Paz, Luis Gerardo Sánchez, del PRI. Es decir, políticos de todos los partidos conviven con delincuentes. Diego Sinhue, gobernador de Guanajuato, pide investigar a las alcaldías señaladas en el audio.

Uppercut: Aprobada la figura de ministra de Yasmín Esquivel, cuyo perfil favorece a Morena por ser esposa del constructor favorito de AMLO, sigue la designación del sucesor de Carlos Bonnin, comisionado del INAI, quien supuestamente se suicidó en noviembre. Me dicen que como pago al apoyo para sacar el nombramiento de Esquivel, Ricardo Monreal cederá la plaza a la oposición y que se trata de una mujer.

 

 

[email protected]

@alexsanchezmx

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónCarlos Zúñiga / Acceso libre / El Heraldo de México

Peor el remedio que el mal (II)