TLC, “pura saliva”

El alcance y volumen de las propuestas durante la susodicha ronda refleja el compromiso de los tres países hacia un resultado ambicioso


Sin pena ni gloria concluyó la primera ronda de negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, efectuada en Washington D.C., a la que asistió una numerosa delegación de nuestro país integrada por funcionarios del gobierno, empresarios y simples espectadores. Sin embargo, los representantes gubernamentales de México, Canadá y Estados Unidos prometieron que van a meter el acelerador a fondo para que este mismo año queden resueltos todos los temas y tengamos un nuevo TLC. Ingenuos, pues.

La primera ronda se caracterizó por presentaciones conceptuales de los grupos de negociación para avanzar en la elaboración de textos y proporcionar documentos adicionales, comentarios o propuestas alternativas durante las próximas dos semanas, informó el trío de representantes.

O lo que es lo mismo, esta reunión nada más fue para tentarle el agua a los camotes acotan los observadores. Bueno, el alcance y volumen de las propuestas durante la susodicha ronda refleja el compromiso de los tres países hacia un resultado ambicioso y reafirma la importancia de actualizar las reglas aplicables al área de libre comercio más grande del mundo, precisan aquellos.

En paralelo a las negociaciones, los funcionarios de los tres países interactuaron con un gran número de actores relevantes, incluidos representantes del sector privado, asociaciones industriales, representantes de la sociedad civil incluyendo grupos laborales, legisladores y funcionarios estatales y provinciales. ¡Ah, bueno! Nosotros pensamos que la delegación mexicana y todos los empresarios mexicas se habían ido de shopping, afirman los suspicaces.

Los próximos meses requerirán de un gran esfuerzo y compromiso, pero México, Canadá y Estados Unidos están comprometidos con un proceso amplio y acelerado de negociación que actualizará nuestro acuerdo y establecerá estándares del siglo XXI en beneficio de nuestros ciudadanos, dijeron.

¡Puro rollo! Exclaman los escépticos, quienes esperan que en las próximas rondas se pongan de a peso los trancazos, ya que nuestros vecinos fuera del bonito discurso y las bellas palabras insisten en aplicarnos la quebradora con la propuesta de eliminar el artículo 19 del TLC que se refiere a la solución de controversias.

 

AGENDA PREVIA 

Réplica del diputado por Hidalgo Caneck Vázquez: Me refiero a su edición del día 11 de agosto de 2017, en donde se publicó la columna de opinión denominada Agenda Confidencial, de Luis Soto, con el rubro PRI, Cambia de Lema. Al respecto, en el último párrafo de dicha columna se hacen alusiones personales que es necesario aclarar, ya que contienen expresiones falsas e inexactas, las cuales tendenciosamente afectan mi honor, imagen, reputación y vida privada, sin menoscabo del agravio, político y económico que me irrogan. El suscrito, Alejandro Caneck Vázquez Góngora, no me encuentro en ningún escenario de la grilla o la tenebra (sic) y mucho menos tengo relación en algunas cositas (sic), dichas referencias, además de despectivas son tendenciosas y niego guardar cualquier relación personal o de negocios con las personas que se indican en su columna.

Vale.

 

Columna anterior: México en transformación

¿Te gustó este contenido?