Se dio baño de pueblo

A Luis Miguel ya no le alcanza para volar en su avión privado y, por ello, usa el Metro de Madrid para ir de un lado para el otro

Shanik Berman / Shanik en El Heraldo / Heraldo de México

LUISMI VIAJA EN EL METRO DE MADRID

A todos les provocó ansiedad que Luismi se subiera al Metro en Madrid y se preguntan: ¿lo hizo porque ya se volvió muy sencillo o para despistar a Aracely Arámbula, quien le pide 600 mil pesos mensuales por cada niño? ¿Quiere demostrar que él ya es de la perrada y por eso se da baños de pueblo, para así no dar tanto dinero de manutención?

La verdad es que hasta entre los perros hay razas, y en el Metro de Madrid no sólo viaja Luis Miguel, sino hasta doña Leticia y el Rey de España: no es lo mismo el glamour de los que viajan en Metro en Europa, que andar en el Metro Pino Suárez, donde si no te asaltan, mínimo sales bien perfumada el día que los pasajeros no se bañan.

Y si a Luis Miguel no le alcanza para un avión privado, ahora es buen momento para que se compre un cachito de lotería; si se saca el avión presidencial se lo guardan gratis en el aeropuerto y le dan el primer año de mantenimiento.

LUIMI. Viajó muy sonriente en el Metro de Madrid.

El QUINTO MARIDO DE PAMELA ANDERSON QUERÍA QUE FUERA SU ESCLAVA SEXUAL

Claro que Pamela Anderson se divorció de su quinto marido a los 12 días de casados, porque el matrimonio con Jon Peters, de 74 años, era una esclavitud encubierta.

Él quería que ella fuera su esclava sexual y le posara en lencería e inventara poses para él; además, quería estar casado, pero también que Pamela Anderson lo dejara vivir su vida.

Entonces la rubia dijo: No quiero atender al viejito; no tengo paciencia para ver si el señor logra, después de 20 marometas mías, tener al menos una erección.

Y mejor le dijo: ¿Sabes contar? ¡No cuentes conmigo!

QUIÉN VA A SER EL VALIENTE QUE LE DIGA A KATE DEL CASTILLO: YO NO HE ESTADO EN TU CAMA Y NI QUIERO ESTAR

Kate del Castillo dijo: ¿Quién no ha estado en mi cama? Como diciendo que cualquier hombre que se precie de serlo ha estado entre sus sábanas.

El movimiento #MeToo aún no llega a hombres acusando a mujeres.

Pero eso sí, en México te vas 24 horas a la cárcel si eres hombre y le dices piropos o le chiflas a una mujer, ¡imagínate dónde amenaces con decir toda la lista de los que te has encamado!

A ver, quién va a ser ese valiente que se levante y comience un movimiento en YouTube diciendo: Kate, yo no he estado en tu cama, ni quiero estar, ya ni me involucres en tu intimidad.

POR SHANIK BERMAN 

HERALDODEMEXICO.COM.MX

eadp

¿Te gustó este contenido?