Los símbolos de la #4TATRANSFORMACIÓN

En la toma de posesión de AMLO, escuchamos pocas novedades, pero vimos muchas cosas diferentes

Alfredo González / A fuego lento / Heraldo de México

Los discursos que pronunció Andrés Manuel López Obrador, durante su toma de posesión, prácticamente fueron un resumen de lo que ha dicho y prometido durante los últimos 18 años de campaña.

Lo realmente novedoso fue el cúmulo de símbolos que lo acompañaron en el primer día de la denominada Cuarta Transformación.

Presenciamos hechos inéditos e históricos, lo que hace pensar que ésa será la tónica de este gobierno.

Por ejemplo, con la ceremonia de la entrega del bastón de mando, por parte de grupos indígenas, Andrés Manuel reforzó la idea de que su política será refundacional. Regresará al México primigenio para gobernar.

Otro acto que marcó el inicio de este gobierno es la apertura de la residencia oficial de Los Pinos, y dos imágenes se quedarán para la posteridad: la del primer ciudadano que ingresó a las instalaciones y besó los adoquines, y la de una familia de Guerrero que se arrodilló después de subir una escalinata.

Las deferencias que tuvo con Enrique Peña también fueron dignas de llamar la atención, porque nunca antes un mandatario entrante se había expresado de esa forma de su antecesor.

Licenciado Enrique Peña Nieto, le agradezco sus atenciones. Pero, sobre todo, le reconozco el hecho de no haber intervenido, como lo hicieron otros presidentes, en las pasadas elecciones presidenciales, dijo en su discurso en el Congreso de la Unión.

Otro hecho simbólico fue el manejo que el equipo del nuevo gobierno dio a la visita de Nicolás Maduro y a la de la delegación de Estados Unidos, encabezada por Ivanka Trump, hija de Donald Trump.

Ante los amagos de la oposición, el venezolano se abstuvo de acudir al Palacio Legislativo de San Lázaro, y sólo participó en la recepción privada que ofreció el primer mandatario a sus invitados en Palacio Nacional.

El anuncio de la puesta en venta del avión presidencial, en plena ceremonia de la toma de posesión, también marcará un antes y un después.

Para las Fuerzas Armadas, fue un detalle que en la ceremonia de San Lázaro hayan escoltado al presidente tres jóvenes: una mujer de la Fuerza Aérea, un cadete del Colegio Militar (que llamó la atención por su físico) y un integrante de la Marina.

La corbata guinda que portó AMLO, también fue un símbolo, porque representa poder y pasión, sin dejar de mencionar que es el color oficial del nuevo gobierno y de Morena, el partido mayoritario en el Congreso.

Ésta es sólo una pincelada de los colores y símbolos que vimos con la llegada de AMLO al poder. Falta ver qué tanta habilidad tiene para pasar de los símbolos y mensajes a los hechos, porque ayer empezó el gobierno y terminó la campaña.

•••

Y como dice el filósofo… Nomeacuerdo: El secreto del poder no sólo está en la voluntad… está en el resultado.

 

 

[email protected]

@alfredolez

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónSacapuntas / Heraldo de México

Sacapuntas