Los riesgos del 2019

La concentración de poder del nuevo gobierno de López Obrador está ahuyentando a los inversionistas

Verónica Ortiz / Ventana política / Heraldo de México
Verónica Ortiz / Ventana política / Heraldo de México

Washington, D.C.- Cada cuatro años el National Intelligence Council, que agrupa a las organizaciones de inteligencia estadounidense, publica un informe sobre las tendencias globales que incidirán en el rumbo del mundo. La intención de divulgar información desclasificada es plantear escenarios potenciales y provocar un debate documentado sobre los riesgos y oportunidades futuros y el diseño de estrategias para enfrentarlos.

La úlitma edición, Global Trends: the paradox of progress (www.dni.gov, enero 2017), describe cómo la naturaleza dinámica del poder está tensionando las relaciones dentro y fuera de las naciones. La paradoja del progreso radica en que los avances industriales y tecnológicos están generando un mundo a la vez más rico en oportunidades, pero también en peligros para la humanidad.

A dos años de distancia, la realidad parece confirmar las amenazas regionales previstas:

Urbanización, migración y desplazamientos forzados por cambios ambientales, tecnológicos y climáticos.

Incapacidad, en países pobres y ricos por igual, de consolidar avances de las últimas dos décadas, especialmente para las nuevas clases medias que lograron salir de la pobreza.

-Avances tecnológicos que amplifican la información sobre desigualdad, globalización, política y corrupción, acentuando las percepciones de exclusión e injusticia social y generando movilizaciones violentas.

– Cambios estructurales en las economías que refuerzan tales percepciones, desde la creación de riqueza sin generación de empleo hasta el desarrollo limitado por endeudamientos excesivos.

– Creciente descontento social, volcado en favor de líderazgos populistas, nativistas o nacionalistas.

Desafortunadamente, parecería que ya podemos palomear varios incisos en nuestro contexto nacional. De hecho, México aparece en la medición anual de riesgos globales que elabora Eurasia Group (www.eurasiagroup.net). Dentro de la lista, que incluye temas como el debilitamiento institucional en las economías avanzadas, la relación EU-China, la guerra cibernética, el populismo europeo, las amenazas al orden liberal, Ucrania, Nigeria o Brexit, destacan Estados Unidos y México. El primero por el caótico escenario político interno, la polarización generada por Trump y la crisis constitucional que provocaría su posible enjuiciamiento.

En cuanto a nuestro país, la concentración de poder del nuevo gobierno de López Obrador, la orientación nacionalista de su agenda y la centralización de las decisiones están ahuyentando a los inversionistas. Si antes México estaba en una categoría de menor riesgo político que el resto de Latinoamérica, este año se parecerá más a sus vecinos del sur.

Estamos viviendo el ambiente geopolítico más enrarecido en décadas, junto a un vecino impredecible, en un contexto económico volátil. Convendría generar certidumbre y portarnos como adultos en la habitación.

 

[email protected]

@veronicaortizo

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónSacapuntas / Heraldo de México

Sacapuntas