Los retos de Trump

La idea de que la frontera entre EU y México está fuera de control es una vieja favorita de la derecha

José Carreño / Desde afuera   / Heraldo de México
José Carreño / Desde afuera / Heraldo de México

Muy al margen del debate político despertado por la decisión de declarar una Emergencia nacional como forma de hacerse de los fondos necesarios para construir su propuesta muralla en la frontera sur, el presidente Donald Trump desató también una confrontación institucional en dos vías: una que llegará a tribunales y otra en choque directo con la autoridad del Congreso.

La primera puede llevar años y provocar una redefinición de la autoridad presidencial.

La segunda puede ser vista como parte de una pugna histórica también sobre el peso y los límites de competencia de la Presidencia, por un lado, y el Congreso, por otro, en una Constitución siempre reinterpretada.

Ciertamente los especialistas legales están convencidos de que tiene posibilidades de triunfo en ambas, pero tal vez mucho más probabilidades de derrota.

La idea de que la frontera entre Estados Unidos y México está fuera de control es una vieja favorita del sector más paranoico de la derecha, pero una mayoría de los estadounidenses está en desacuerdo.

Al mismo tiempo, la decisión de declarar una emergencia que le permita redireccionar miles de millones de dólares a su propuesta es a costa de otros proyectos del gobierno federal aprobados por el Congreso.

Se trata pues de un reto al poder de la bolsa legislativo, quizá el más celosamente guardado por la Cámara de Representantes, encargada por la Constitución precisamente de la supervisión del gasto público. Pero también al interés directo de legisladores, que suelen incluir proyectos que favorecen a sus distritos o estados en el presupuesto nacional.

La actual mayoría demócrata en la Cámara baja indicó que hará investigaciones y buscará detalles en lo que sería sin duda un gran espectáculo político, pero en el fondo es una pugna entre el poder en expansión de la Presidencia estadounidense y la autoridad del Congreso.

Cierto que se trata de un cuerpo donde más frecuentemente que no el partisanismo y la conveniencia inmediata remplazan a los intereses de largo plazo. En el caso actual, puede ser que para la mayoría demócrata la conveniencia vaya de la mano con los principios.

Sin embargo, a través de la historia el Ejecutivo de los Estados Unidos ha ampliado consistentemente su poder.

Los cuestionamientos legales tienen una complejidad propia, pero se basan mayormente en la falta de justificación tanto para la declaración de emergencia como en lo que se refiere a la autoridad para reasignar fondos ya aprobados para otros fines. Y eso es sólo el principio, porque faltan también los procesos legales que se espera sean planteados por los propietarios de terrenos en la frontera, especialmente en el estado de Texas.

Es en ese terreno donde Trump puede enfrentar mayor resistencia, toda vez que muchos de los proyectos que se verían afectados ocurrirían en distintos o estados republicanos, lo que pondría a congresistas de ese partido en la disyuntiva de votar contra los intereses de sus votantes.

[email protected]

@carrenojose1

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónTal cual

Tal cual