Los partos son dolorosos

Hoy, ante un México convulsionado y que requiere de la transformación, nos diría que el cambio va a tener lugar fuertes opositores, choques, resistencias

Enrique Quiroz Acosta / Abogado /  El Heraldo de México
Enrique Quiroz Acosta / Abogado / El Heraldo de México

Aquellos que abrevamos en las obras del investigador emérito Jorge Carpizo, descubrimos instituciones constitucionales y administrativas de altos vuelos y con profundidad. Su lenguaje escrito fue también preciso y técnico. Pero amén de lo estrictamente jurídico, nos enseñó principios, valores y gran calidad humana. ¿Política? Sí, y gran política, basada en autoridad moral y profesional.

En algunas tertulias nos confesó que deseaba como carrera la de Historia y que sus padres influyeron para que estudiara Derecho. Muchos abogados tenemos claro que debemos estudiar en torno otras ciencias también para llegar al Derecho. Pa’ que la Constitución funcione –decía el notable maestro- debe responder a las necesidades de la sociedad y sí, se vale, que contenga ideales que empujar para que se concreten.

Premio Nacional de Ciencias, emérito, y rector de la UNAM, doctor, maestro, ministro de la SCJN, fundador de la CNDH. Procurador general de la República, secretario de Gobernación y autor connotado de muy diversas obras. Predicó con el ejemplo y nunca se arredró ni sometió ante mafias o vulgares poderosos. De convicciones claras, impulsó el cambio arriesgando hasta la vida. Quedó evidente.

Nos enseñó en su actuación porque nunca se dejó amedrentar por poderes o supuestos poderes de facto, o personajes peculiares, oficiales, oficiosos o pseudo oficiales que pudieran pretender brincar, eludir o doblar la norma para imponer voluntades caprichosas o facciosas. Hoy, ante un México convulsionado y que requiere de la transformación, nos diría que el cambio va a tener lugar fuertes opositores, choques, resistencias. Nos recordaría que todo parto es doloroso pero que da al mundo una nueva vida.

Nos diría que el abogado tradicional y conservador no es el que más sirve a la nación. El jurista necesario es aquel que impulsa el cambio asimilando y enfrentando los retos que conlleva. También nos diría que en los cambios debe haber rumbo y congruencia, pero además se sabe que vulnerar el orden jurídico y generar desorden y anarquía, favorecen la corrupción y combatirla es uno de los objetivos primordiales del cambio. En nuestros días, más allá de partidismos e, incluso, ideologías, debemos apoyar la gestación y nacimiento sano del nuevo modelo.

Los abogados de hoy debemos apoyar que la nueva etapa nacional en gestación, no sea concebida fuera del orden jurídico y debemos fomentar que éste sea dinámico, en un Estado democrático y social con estabilidad. Pero, además, Carpizo, indiscutible autoridad internacional en materia de Régimen Presidencial nos reclamaría que logremos hacer del cambio un sistema de gobierno adecuado.

Del presidencialismo mexicano que observó, vivió y analizó Jorge Carpizo (hasta marzo de 2012) al actual, han tenido verificativo adecuaciones. Basta mencionar la ratificación de algunos secretarios de Estado; la transformación a Fiscalía General de la República, la opción del modelo de coalición con ratificación del gabinete y la ratificación de mandato.

No obstante, su atención estará en que, en todo caso, se trate de un régimen presidencial sólido, con gobernanza, auténtico desarrollo social, democrático, justo y estable.

Saludos con respeto, admiración y cariño a Jorge Carpizo, in memoriam.

POR ENRIQUE QUIROZ ACOSTA

COLABORADOR

eadp

¿Te gustó este contenido?