Los nuevos partidos

¿Será que el sistema de partidos políticos se transformará o que la creatividad de nuestros políticos no da para más?

Alejandro Cacho / Touché / Heraldo de México
Alejandro Cacho / Touché / Heraldo de México

Aunque el sistema de partidos en México voló en pedazos, tras el triunfo de Andrés Manuel López Obrador, hay quienes no se resignan e insisten en crear nuevos partidos políticos.

Lo mismo el expresidente Felipe Calderón Hinojosa y Margarita Zavala, su esposa, que los herederos de la maestra Elba Esther Gordillo, perredistas, intelectuales de izquierda o activistas y defensores de derechos humanos están en proceso de conseguir el registro ante el Instituto Nacional Electoral y, ¡cómo no!, el presupuesto oficial.

Los Calderón-Zavala encabezan el proyecto México Libre. En enero de este año manifestaron ante el INE su interés de conformar un nuevo partido político.

Ya realizaron 7 de las 200 asambleas distritales que les exige la ley. Han logrado la afiliación de 7 mil personas, pero requieren, mínimo, 240 mil que deberán conseguir en los próximos cinco meses. Meta que se antoja difícil de lograr.

Redes Sociales Progresistas es impulsado por la maestra Elba Esther Gordillo, pero encabezado por su nieto, René Fujiwara, y su yerno, Fernando González.

Hay quien asegura que tiene la bendición del presidente López Obrador, pero fuentes cercanas a la 4T aseguran que eso es fake news.

Lo cierto es que Redes Sociales progresistas ya realizó 8 de las 20 asambleas estatales que requiere por ley.

El INE ya le validó tres y tiene en análisis las otras cinco. Presentó a 43 mil afilados que están siendo cotejados por las autoridades electorales.

Versiones aseguran que los promotores de las Redes Sociales Progresistas pagan 250 pesos a cada persona por asistir a sus asambleas, o sea, presupuesto sí hay.

El fin de semana se dio a conocer la conformación de Futuro 21, un grupo que se anuncia como un contrapeso a Andrés Manuel López Obrador.

Nació con ADN perredista, pero de momento es un escaparate para aglutinar personajes de la oposición. En realidad, dicen los enterados, sería la plataforma -salvavidas político- para aquellos necios que siguen en el PRD en caso de que ese partido muera de inanición, como todo parece indicar.

Aunque la solución que ven es que el PRD cambie de nombre, logo y colores, sus tribus siguen dividiéndose y luchando por lo que queda del partido.

La asociación Futuro 21 nació con algunos cartuchos bastante quemados como el excandidato presidencial Gabriel Quadri y Purificación Carpinteyro, urgidos, ambos, de reflectores.

El senador independiente Emilio Álvarez Icaza y el experredista Vladimir Aguilar también buscan un nuevo partido político. Se llamaría Demócratas y es una de las 14 organizaciones que pretenden convertirse en partidos políticos.

¿Será que el sistema de partidos políticos se transformará o que la creatividad de nuestros políticos no da para más?

POR ALEJANDRO CACHO

[email protected] 

@CACHOPERIODISTA

¿Te gustó este contenido?