Los inexplicables números del IEEM

Un caso de irregularidades en una casilla en el Edomex se convirtió en el más visible en las redes sociales de una serie de denuncias ciudadanas


Laura González es empresaria en Toluca. Estudia en línea y cuida a sus tres hijos. No le sobra el tiempo. Su esposo trabaja fuera de la ciudad. Sólo se ven los fines de semana. Pero hubo tres fines de semana cuando Laura no estuvo con sus hijos, con su esposo, sino capacitándose para ser presidenta de una casilla electoral, en el proceso del 4 de junio.

El domingo abrió su casilla a las 8:40 de la mañana. Terminó de contar los votos a las 8:40 de la noche, dos horas después de que los dos principales contendientes por la gubernatura del Estado de México se habían declarado ganadores. Llenó las actas con delicadeza, con cuidado. Todo nos cuadró muy bien, dijo en entrevista para esta columna.

Cuando llegó a casa, no pudo dormir. Esperó a las 2:30 de la mañana, para ver el resultado de su casilla en el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) del Instituto Electoral del Estado de México (IEEM).

Y el resultado se volvió viral. Laura descubrió que alguien escribió a mano un número uno, donde había un cero; y colocaron corrector sobre el cero que ella había escrito con letra. Con este cambio, su casilla tuvo 100 votos más para el candidato del PRI, Alfredo Del Mazo y oficialmente, votaron allí 100 personas más de las que realmente acudieron.

El caso de Laura se convirtió en el más visible en las redes sociales de una serie de denuncias ciudadanas, que aún no queda claro si serán presentadas como tal este 7 de junio, durante el conteo oficial para el nuevo gobierno mexiquense.

Las irregularidades que el partido Morena impugnará incluyen una historia que comenzó desde los gastos de la campaña, o quizá -como lo ha denunciado la iniciativa Ahora- desde el financiamiento que alimentó los proyectos de esas campañas.

Pero los números que no cuadran van más allá de los 100 votos de la casilla de Laura. Un estudio independiente y apartidista de los resultados del PREP, al que tuve acceso para esta columna gracias a una fuente confidencial, plantea una alarmante hipótesis.

El documento analiza cada uno de los distritos que fueron subidos al sistema y los suma, casilla por casilla. Luego compara el total con la sumatoria del PREP. Concluye que, de manera incomprensible, se registraron para Del Mazo un promedio de 5,200 votos más por distrito de los que tuvo, según las fotografías de cada acta subidas al mismo sistema.

Este extraño patrón solo arrojó diferencias para Del Mazo, no así para ninguno de los otros candidatos, lo cual descartaría posibles errores humanos.

Este análisis extraoficial sugiere que el priista habría tenido 241 mil votos menos de los que reportó el sistema, y que le dieron el triunfo. De confirmarse, pondría en un serio cuestionamiento el papel de las autoridades electorales locales. Y de no confirmarse, coloca en blanco y negro el nivel de acusaciones de fraude que veremos durante el litigio por la elección mexiquense.

 

Columna anterior: Las elecciones de la corrupción

¿Te gustó este contenido?