Los headhunter de Andrés Manuel

El equipo de AMLO enfrenta dificultades para cubrir las plazas disponibles en el gobierno federal

Los headhunter  de Andrés Manuel

 

Uno de los principales problemas que enfrentan ya Andrés Manuel López Obrador y su equipo de trabajo es la falta de capital humano capacitado para cubrir todas las plazas y posiciones disponibles en la administración pública federal.

Por esa razón, el tabasqueño está echando mano de sus más cercanos colaboradores y aliados políticos para reclutar a gente no sólo de Morena, sino de otros partidos, sobre todo que hayan ganado 
elecciones el 1 de julio.

Personajes como René Bejarano y Alfonso Suárez del Real, entre otros, son algunos de los enlaces que están llevando a cabo esa tarea.

Reciben o contactan a los prospectos y les plantean que la única condición para dar el siguiente paso es que renuncien a sus respectivos partidos y se afilien a Morena.

Si el candidato acepta las condiciones, el próximo escalón es presentarlo ante Andy, hijo del virtual Presidente electo.

Un político que recibió la oferta me contó que no aceptó el ofrecimiento porque eso implicaba renunciar a su partido.

Si no lo hizo antes de la elección, dijo, menos lo hará ahora, porque fue de los pocos candidatos que le ganó una elección a Morena, en unos comicios en los que prácticamente arrasó con todas las posiciones.

Este caso es sólo una muestra de las dificultades que debe sortear López Obrador, porque el punto no es ocupar plazas, sino tener a la gente correcta en cada una de las posiciones, desde las secretarías de Estado hasta el más modesto escalafón de confianza en el gobierno. 
La limitante de recursos humanos se hizo patente desde que AMLO nombró con dos cargos a Olga Sánchez Cordero: como titular de la Segob y como senadora.

Lo mismo ocurrió con su ex coordinadora de campaña, Tatiana Clouthier, quien asumirá como diputada y luego lo hará como subsecretaria en la Segob.

También está el caso de la mexiquense Delfina Gómez quien, pese a lograr una posición en el Senado, pasará a convertirse en la poderosa delegada especial del gobierno federal en el Edomex.

Se sabe que el tabasqueño no piensa echar mano de despachos privados para reclutar a funcionarios, como lo hizo el panista Vicente Fox.

La política de reclutamiento, por lo que sabemos, es reciclar lo que hay en casa y seguir buscando en otros partidos talento que esté dispuesto a cambiar de camiseta.

En los últimos días corrió el rumor de que René Juárez dejaría la diputación federal que logró como pluri, para mantenerse en la dirigencia del PRI, pero nos dicen que no va a renunciar a ninguna de las dos posiciones.

Con el apoyo de sectores y organizaciones, se quedará para encabezar los trabajos de renovación total del partido, incluso hasta el cambio de nombre. Por esa razón descartan la posibilidad de que un personaje como Aurelio Nuño pueda tomar el control del partido.

Y como dice el filósofo… Nomeacuerdo: Dos talentos en un solo matrimonio son mucho talento para una sola casa.

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBolsa de red: El must del verano

Bolsa de red: El must del verano