Los hackeos en Internet están a punto de ponerse mucho peor

Hoy en día, las computadoras no son sólo pantallas ni CPU, sino objetos cotidianos con los que interactuamos

Louise Ireland /  Especialista en Ciberseguridad / Columnista de El Heraldo de México
Louise Ireland / Especialista en Ciberseguridad / Columnista de El Heraldo de México

No es un secreto que las computadoras son inseguras. Tanto en nuestros hogares, como en nuestros lugares de trabajo, estamos rodeados de protocolos de internet hackeables, computadoras con vulnerabilidades y redes fácilmente penetrables.

Esto se debe a que en los últimos 10 años la seguridad informática se ha centrado en la protección de datos. Los datos guardados por instituciones bancarias son importantes, pero si alguien los roba, nadie se va a morir. Sin embargo, la forma en que usamos las computadoras está cambiando y eso aumenta riesgos.

Hoy en día, las computadoras no son sólo pantallas ni CPU, sino objetos cotidianos con los que interactuamos todo el tiempo. Un refrigerador es una computadora que mantiene la comida fría. Un coche es una computadora con cuatro llantas y un motor. Estas computadoras se comunican entre sí por medio de redes; tienen autonomía y, en muchos casos, agencia física. Manejan nuestros autos, pilotean nuestros aviones, y administran nuestras plantas eléctricas. Controlan el tránsito y suministran medicinas a nuestro cuerpo. Estas computadoras y la red que las conecta—el Internet de las cosas—afectan directamente el mundo físico que nos rodea.

Las computadoras fallan de una manera distinta a la mayoría de las máquinas. No es sólo que puedan ser atacadas remotamente, sino que todas pueden ser atacadas a la vez. ¿Conoces esos coches modernos conectados a Internet? En cualquier momento pueden ser hackeados y controlados por un atacante para manejar a toda velocidad o salirse del camino.

Si tienes una compañía en México, probablemente tus equipos tienen antivirus y firewalls instalados. Sin embargo, seguro no has pensado en tu shadow IT, no tienes un sistema de patching, ni has cambiado las contraseñas predefinidas. En Metabase Q, hicimos un escaneo rápido de dispositivos conectados a internet en México. Encontramos que 644 mil 567 cámaras de seguridad sin restricciones y con contraseñas predefinidas, así como 74 mil 524 servidores de Windows a los que se puede acceder sin credenciales.

No se trata de si alguien va hackearte. Lo más probable es que ya te estén observando.

Es tiempo de empezar a preocuparte por tu ciberseguridad. Conforme nuestro mundo se digitaliza más, los riesgos aumentan. Tu negligencia no sólo te daña a ti, sino a todo el ecosistema digital.

¿Quieres saber si tu compañía es una de ellas? Escríbenos*.

POR LOUISE IRELAND

*[email protected]

@METABASEQ

edp

¿Te gustó este contenido?