Los clubes liberales

A lo largo de la historia, México, como país pluricultural, siempre ha generado “movimientos” con causas sociales y, en ocasiones, también con movimientos armados

Los clubes liberales

Sin embargo, hemos logrado una integración de las culturas en territorio nacional de manera excepcional, como ningún otro país lo ha hecho. ¡Por eso, vale la pena recordar para observar que no somos las únicas generaciones que han construido nuestro país! Lo importante es no olvidar, para no repetir los errores del pasado y ver que el pueblo, al final, no se equivoca y, cuando lo ha llegado a hacer, sabe corregir.

Recordemos

Al final del largo gobierno de Porfirio Díaz se dieron varias represiones a las demandas de movimientos campesinos, obreros, populares, o a algún periodista en desacuerdo con su régimen. La democracia no existía y la pobreza crecía en la mayoría del pueblo, donde muy pocos eran privilegiados con grandes negocios y fortunas.

Así surgieron los clubes liberales; en 1899 se fundó el primero en San Luis Potosí por Camilo Arriaga (1862-1945), fue el Ponciano Arriaga (1811-1865), del que formaron parte Antonio Díaz Soto y Gama, Humberto Macías Valdés y José María Facha, entre otros destacados liberales. Sus ideas se expandieron y fueron ejemplo para todo el país.

En 1900, Camilo Arriaga publicó un manifiesto anticlerical e invitó a la formación del Partido Liberal Mexicano; en 1901 se realizó el Primer Congreso Liberal Mexicano en el emblemático Teatro de la Paz. Al término de éste hubo una terrible represión militar donde algunos lideres fueron detenidos (Camilo Arriaga, Librado Rivera, Juan Sarabia). Otros más, como los hermanos Flores Magón, continuaron con las causas liberales (libertad de prensa, libertad en elecciones, no intervención clerical, por ejemplo), tiempo después se logró la fundación formal del PLM en 1906.

En ese periodo hubo periódicos liberales trascendentes como el fundado en 1885 y dirigido por Juan Sarabia, El Hijo del Ahuizote, o Regeneración, conducido por Ricardo Flores Magón, donde publicó el manifiesto y el programa del PLM.

En suma, esos movimientos continúan, el país del siglo XXI se está reordenando, muy vivo y con mucha fuerza, no debemos olvidar que el pensamiento y sentir del norte no es igual al del centro y al del sur de México (por su diversidad cultural), por eso cualquier logística de acciones de gobierno debe ser estudiada, pronta y expedita. Ni que todo movimiento debe encausarse a lo positivo, con explicaciones a detalle acerca del ejercicio del poder, evitando la confrontación, el insulto y la violencia.

Twitter Político

El ataque a la corrupción e impunidad en lo económico, tanto de gobiernos y grillos como de empresarios es lo correcto. Que ese recurso recuperado se aplique a prioridades como el patrimonio cultural o la obra pública para generar empleo e inversión.

@JCMACHINENA

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónMartha Anaya / Alhajero / Heraldo de México

La mirada de Santiago Nieto