Los Chuchos quieren a Ángel Aguirre de regreso

Aún deteriorados por su perversa manera de hacer política, lo que le ha valido al PRD que casi desaparezca del mapa, impulsan su retorno

Los Chuchos quieren a Ángel Aguirre de regreso

La polémica precandidatura a diputado federal de Ángel Aguirre Rivero, ex gobernador de Guerrero, no sólo encontró en el camino el repudio de los padres de los 43 normalistas desaparecidos en 2014, sino la de las propias corrientes internas en el partido, incluso de quienes lo defendieron para llegar al poder.

En el grupo Galileos de Guadalupe Acosta Naranjo no están de acuerdo con el registro de Aguirre en el proceso electoral. Fernando Belauzarán levantó la voz en contra. “Angel Aguirre es sólo precandidato y para serlo no necesitó más que su voluntad. Para pasar a ser candidato requerirá que el Consejo Nacional lo apruebe y no creo que esa instancia lo avale. Nos deben la verdad en el caso de los 43 y el PRD debe actuar con sensibilidad”, expresó en twitter ante la lluvia de reclamos por la postulación.

Belauzarán fue uno de los grandes defensores de Aguirre en 2011, cuando el sol azteca lo nominó a la gubernatura. “Se hace política con lo que hay”, me escribió durante un intercambio de tuits al cuestionar que el PRD lo haya reciclado después de que el PRI le negó la candidatura, pues Aguirre había sido declarado enemigo político. El partido, incluso, lo había demandado ante tribunales internacionales por la desaparición y muerte de más de 100 personas, principalmente activistas en pro de los derechos humanos en el interinato de Aguirre tras la caída de Rubén Figueroa por la ejecución de 17 campesinos de Aguas Blancas a manos de la policía estatal.

Hoy, 20 años después de ese crimen de Estado y tras su periodo inconcluso de gobierno –ahora su propia caída por los 43–, Los Chuchos están detrás de la operación para el regreso de Aguirre. A través de Beatriz Mujica, ex secretaria general del partido, le abrieron las puertas a este personaje siniestro de la política en cuyo periodo de 2011 a 2014, aumentaron los crímenes en el estado, así como la pobreza y dejó que escapara el alcalde José Luis Abarca, implicado en la desaparición de los normalistas.

Aún deteriorados por su perversa manera de hacer política, lo que le ha valido al PRD que casi desaparezca del mapa electoral, Los Chuchos de los Jesuses Ortega y Zambrano, mantienen nexos con caciques en el interior del país, que al parecer son más poderosos que el propio partido en ruinas.

En manos del resto de los grupos del PRD está frenar el regreso de Aguirre, que sólo puede desatar aún más violencia de la que se vive en el estado porque los familiares de los desaparecidos y las miles de víctimas en su periodo de gobierno no van a dar marcha atrás en sus intenciones de impedir que vuelva a la política.

***
Upper: La revelación tuitera del PRI y la política se llama Otto Granados, titular de la SEP, quien este fin de año sin citar un solo nombre se metió con fuerza en las redes y las incendió. Se refirió ya saben a quien y fue tendencia con menos de 6 mil seguidores. El PRI ya tiene un fuerte tuitero. Vamos a ver hasta dónde llega.

 

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónFOTO: @Gibsonguitar

Mítico fabricante de guitarras Gibson se declara en bancarrota