Los banqueros se merecen a Monreal

Todos hemos sido víctimas de los torpes procesos bancarios

Carlos_Mota
Carlos Mota / Un montón de plata / Heraldo de México

No conozco personas libres de sufrimiento bancario. Vejaciones, maltratos, requisitos excesivos, omisiones. Todo tipo de experiencias desagradables son el denominador común del cliente de la banca en México.

Sus famosos call center, por ejemplo, son la pesadilla de prácticamente todo cliente. Son el elemento que enterró toda posibilidad de relacionamiento sensible con las necesidades reales de la gente.

Esta semana la diputada Martha Tagle publicó en redes sociales una relatoría en la que denuncia a Scotiabank y a Banorte por no auxiliarle en un caso de robo en su cuenta de cheques. La diputada narra algo que a todos los mexicanos es común: estos delitos quedan impunes por la tríada de ineptitudes entre el banco, la Procuraduría de Justicia y la Condusef. Me imagino el calvario de la diputada Tagle…

Todos hemos sido víctimas de los torpes procesos bancarios. Yo mismo, por ejemplo, he padecido el tortuguismo de Santander para el caso de una Pyme. Héctor Grisi, su director, parece no haber supervisado con acuciosidad los agrios procesos que inventaron sus comités internos y que destruyen día con día su reputación.

Eso sí, aunque aleja a sus clientes, no mina sus ingresos de operación, que al año superan los 80 mil 230 millones de pesos. Es uno de estos casos paradójicos en los que, aunque trates mal al cliente, cada día ganas más.

Este no es un momento sencillo para la banca. Pero los banqueros se lo buscaron. La telenovelesca aparición en el escenario del Senador Ricardo Monreal, con su graciosa iniciativa para eliminar las comisiones de tajo, el año pasado, sorprendió a más de algún banquero en una partida de golf. Eso sí: no podrán decir que una ocurrencia así se iba a evitar patrocinando conciertos, carreras de autos o equipos de futbol.

El problema de los bancos es que sus cifras son transparentes y que, a los ojos de muchos miembros de la 4T, ofenden. Tan sólo por hablar de comisiones, por ejemplo, a cualquier mexicano que su banco no le resuelva problemas o le empantane un trámite le desagradaría saber que HSBC tuvo ingresos por 10 mil 400 millones de pesos por comisiones cobradas en 2018; que Inbursa (incluyendo sus empresas hermanas en el grupo financiero), alcanzó los 7 mil 400 millones por ese mismo rubro; y que Santander casi suma lo de ambos: por comisiones tuvo ingresos por 16 mil 832 millones en 2018.

No creo que la Convención Bancaria que inicia mañana en Acapulco sea sencilla para los banqueros. Habrá un gran elefante en el salón de sesiones del Hotel Princess Mundo Imperial. ¿Cuál? El tamaño y la profundidad de la regulación que querrá Andrés Manuel López Obrador aplicar en el sector. Porque, aunque no irá contra las comisiones, sí los obligará a estar auténticamente al servicio del pueblo.

Y es eso, o Monreal reloaded.

[email protected]

@soycarlosmota

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBueno / Malo / Feo

Bueno, malo y feo