Lo mejor del 2018 del WBC

El ucraniano Oleksandr Usyk se llevó este honor, por la victoria ante el británico Tony Bellew

Mauricio Sulaimán / Recuerdos de José Sulaimán / El Heraldo de México
Mauricio Sulaimán / Recuerdos de José Sulaimán / El Heraldo de México

Como ha sido una costumbre desde hace por lo menos 42 años, el Consejo Mundial de Boxeo (CMB) dio a conocer lo que para el organismo fue lo más destacado de 2018 respecto a campeones, retadores y otros de nuestro deporte, quienes se sublimaron, al ofrecer lo mejor que se vio sobre los cuadriláteros de más alta jerarquía en el mundo.

La actividad fue algo de lo mejor que recordamos en mucho tiempo. Eso, aunado, a la gran calidad, dio forma a un gran año, una temporada inolvidable en el boxeo mundial, con nuevas y prometedoras figuras, que dieron brillo, emociones y el espectáculo que todos los aficionados esperan en las arenas, o bien, que éstas llegan a través de la televisión.

Por lo que respecta a las peleas titulares se realizaron 46 en todas las divisiones, y que tuvieron a los mejores y más famosos escenarios, además de otros no construidos especialmente para el boxeo, pero que siempre los recibieron con llenos, y en donde los protagonistas dejaron huella.

El premio de Mejor Peleador de 2018 fue un nombramiento que recayó en Oleksandr Usyk, ucraniano imbatido, que, en poco tiempo, entró a la élite mediante una campaña en la que unificó los cuatro cinturones más reconocidos en la división de peso crucero; la más reciente frente a Tony Bellew, quien el pasado 10 de noviembre puso fuera de combate en ocho asaltos e impresionó como pocos a conocedores y a los que no lo son.

Dos auténticas fieras con calidad técnica, tremenda potencia en los puños, valientes y decididos, el campeón estadounidense Deontay Wilder, y el retador británico Tyson Fury, fueron los protagonistas de la Mejor Pelea del Año, una de las más emotivas con el título mundial pesado en juego.

Aquella función del pasado 1 de diciembre tuvo como escenario el Staples Center, de Los Ángeles, y llegó hasta el último de los asaltos programados. Tras conocerse el resultado, que fue un polémico empate, ambos fueron reconocidos con los aplausos –más que merecidos–, y sin dejar de pensar en un futuro desempate.

El Nocaut del Año también lo propinó el peleador ucraniano de los puños de acero, Oleksandr Usyk, quien precisamente acabó en ocho episodios con el hombre que le dio su cuarta corona en el peso crucero, Tony Bellew.

Y para el Retorno del Año mencionaremos una vez más a Tyson Fury, el peso completo de Gran Bretaña, quien escaló el ring después de cumplir casi dos años de ausencia, en los que combatió como el gran peleador que es contra diversos aspectos indeseables que presenta la vida.

Otro peleador de la heroica Ucrania, Oleksandr Gvozdyk obtuvo el reconocimiento como Revelación del Año, el pasado 1 de diciembre, cuando contra muchos augurios acabó con la carrera de Adonis Stevenson, al coronarse campeón de peso semicompleto en Canadá, dejando su corto historial profesional en 16 victorias, 13 de ellas por la vía rápida.

Y el Favorito del Público fue nada menos que Saúl Álvarez, el popularísimo Canelo, dueño de una personalidad carismática, que lo tienen convertido en el deportista mejor pagado en todo el mundo.

En 2018, el jalisciense ganó el campeonato mundial de peso medio superando a alguien hasta entonces invencible, GGG Golovkin. También obtuvo en nuestro país el Premio Nacional de Deportes, todo un privilegio que redondeó su actuación el año pasado.

Prospecto del Año fue para el francés Tony Yoka, quien después de adjudicarse el oro (peso completo) en los Juegos Olímpicos de Río 2016, debutó como profesional en al año siguiente, y en este momento, ha ganado cinco encuentros, cuatro de ellos antes del límite previamente establecido.

La Batalla más Dramática la ofrecieron Adonis Superman Stevenson y Badou Jack, con el empate el pasado 19 de mayo, en Toronto, Canadá.

El Round del Año, el número 12, por la corona de peso supermosca entre el campeón tailandés Sor Rungvisai y el retador mexicano Francisco Estrada, el 24 de febrero.

El Evento del Año corrió a cargo del Canelo Álvarez y Gennady Golovkin, en Las Vegas. Aquello terminó con una victoria y la coronación del azteca en los pesos medios y GGG sufrió la primera derrota de su carrera.

El Entrenador del Año, un nombramiento para otro jalisciense, sobrado de méritos con Edison Eddy Reynoso, quien entrena a Canelo.

El Premio Humanitario del Año se lo llevó el invicto pentacampeón Mickey García, quien se consolidó como uno de los mejores, y también dedicó gran parte de su tiempo a buenas causas sociales en su comunidad.

LA ANÉCDOTA DE HOY

Corría el lunes 8 de diciembre de 1975. El sitio: aeropuerto de la CDMX, que albergaba a gran cantidad de representantes de la prensa deportiva, amigos y familiares de mi papá, quien retornaba de Túnez, ya que tres días antes fue elegido nuevo presidente del CMB.

Al entrar en la sala de recepción, los reporteros de inmediato lo rodearon haciéndole todas las preguntas, lo que lo llevó a concentrarse en las respuestas, y lo hizo descuidar a la gente que acudió a recibirlo, entre ellos, varios de sus hijos, una de ellas, mi hermana Claudia, la más pequeña, y de pronto tanto él como mi mamá se percataron de la desaparición de la niña. De inmediato se dieron a su búsqueda, con minutos de angustia, hasta que se escuchó un grito: aquí está, y todo volvió a la normalidad para don José, que después de eso habría de darle un nuevo rostro al boxeo en todo el mundo…

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBueno / Malo / Feo

Bueno, malo y feo