Llegaron a su fin las factureras

Mañana se aprueba en el Senado la ley contra empresas fantasma y de inmediato se envía a San Lázaro para lo propio

Alfredo González Castro A fuego lento / Heraldo de México/
Alfredo González Castro A fuego lento / Heraldo de México /

Este martes, el Senado de la República asestará uno de los mayores golpes a la delincuencia organizada cuando apruebe en el Pleno la ley contra empresas fantasma y factureras.

A pesar de las voces que dentro y fuera del Congreso han cuestionado ese proyecto legislativo, ya está todo dispuesto para que sea aprobado sin sobresaltos.

Se votará en la sesión de mañana, para posteriormente enviarse a la Cámara de Diputados; se espera hagan lo propio esta semana y el ordenamiento sea publicado para su entrada en vigor de inmediato.

La semana pasada, El Heraldo de México dio un seguimiento puntual al tema con una entrevista que hizo mi colega Alejandro Sánchez al procurador fiscal, Carlos Romero Aranda, y otra al senador Alejandro Armenta, autor de la iniciativa.

Dejaron en claro que ni empresarios de bien ni contribuyentes tienen algo de qué preocuparse.

La nueva ley está dirigida contra los políticos que se hicieron delincuentes y contra los delincuentes que se hicieron políticos.

Van a meter a la cárcel a malandrines que se disfrazan de empresarios, crean empresas y usan facturas para saquear el presupuesto y al fisco a través de actividades inexistentes, moches o sobrecostos.

La aprobación de este nuevo ordenamiento ocurrirá dos días después de que el gobierno federal dio a conocer el Paquete Económico 2020, en el que se establece que una de las premisas es fortalecer los ingresos públicos.

Lo harán con acciones orientadas a simplificar el marco tributario y a garantizar el cumplimiento en el pago de impuestos existentes al cerrar espacios de evasión y elusión fiscal, con la finalidad de dotar de mayor equidad al sistema impositivo, asegurando que cada contribuyente participe con la carga fiscal que le corresponde.

En pocas palabras, lo que dijo el gobierno ayer, a través de la Secretaría de Hacienda, es que harán todo para evitar la evasión fiscal.

Y es aquí donde la ley contra factureras y empresas fantasma juega un papel fundamental, porque el gobierno hará todo para frenar el saqueo multimillonario (el equivalente a 1.4 por ciento del PIB) del que ha sido objeto el fisco.

Con base en el proyecto, aprobado en comisiones la semana pasada, el gobierno infiltrará a organizaciones del crimen organizado para desmantelar sus operaciones.

Harán todo lo que en su momento hizo el crimen: establecerán sistemas de espionaje a través de operaciones encubiertas y echarán mano de testigos protegidos.

Se establecerán medidas especiales de protección para las personas que participen en el procedimiento penal correspondiente, para resguardar su integridad personal.

Eso permitirá nivelar la competencia operativa y jurídica entre defraudadores profesionales y autoridades encargadas de combatirlos.

La nueva ley también establece la posibilidad de exculpar a los operadores de bajo nivel exclusivamente cuando aporten información eficaz para la persecución de los líderes de grupos criminales, quien generalmente se encuentran ocultos a través de diversas fachadas jurídicas.

El objetivo es identificar y sancionar a los beneficiarios finales, evitando procesar a los prestanombres (en algunos casos del pasado identificaron en esta situación a choferes y personal del servicio doméstico), quienes por necesidad o ignorancia asisten en la preparación o ejecución de actos ilícitos.

Con éstos y otros criterios, el Congreso prepara todo para cerrar el paso a estas organizaciones que durante años han puesto contra la pared al gobierno federal, tanto que el delito que han cometido es considerado como un problema de seguridad nacional.

•••

Y como dice el filósofo… Nomeacuerdo: Robar no es tan fácil, a menudo es un duro trabajo, de lo contrario lo haríamos todos, ¿no?.

POR ALFREDO GONZÁLEZ CASTRO

[email protected] 

@ALFREDOLEZ

edp

¿Te gustó este contenido?