Llega la primera consulta a la CDMX

Será en Cuajimalpa; preguntarán sobre el uso de uniformes para empleados de la alcaldía y la construcción de un hospital

Alfredo González / A fuego lento / Heraldo de México

En la alcaldía de Cuajimalpa, el priista Adrián Rubalcava está dispuesto a rebasar por la izquierda.

Se convertirá en el primer alcalde del país en convocar a una consulta ciudadana, tal y como lo hizo Andrés Manuel López Obrador.

Pondrá a consideración de los habitantes de su demarcación dos temas que han generado polémica entre la clase política local, incluso entre el equipo de la próxima jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum.

Preguntará si están de acuerdo en que el personal de la alcaldía use uniforme, una práctica que estableció Rubalcava desde el mes de octubre, y si están o no de acuerdo con la construcción de un hospital en Contadero.

Por lo que hace a los uniformes, es un tema donde hay mucha tela de dónde cortar.

Medios de comunicación y gente cercana a Sheinbaum han cuestionado la medida y han llamado al alcalde soldado frustrado y político con aires de gendarme.

Cuando escucha eso, Rubalcava sonríe, pero de inmediato habla con seriedad: aclara que no hay ninguna violación a la ley y tampoco quiere crear un cuartel en la alcaldía.

Lo que busca, me dice, es establecer un código de vestimenta encaminado al orden.

Es la segunda vez que administra lo que se conocía como jefatura delegacional y de la ocasión anterior recogió algo de experiencia.

Lo que quiere es que la población pueda identificar fácilmente, en cualquier lugar, a los empleados de la alcaldía.

Recuerda que funcionarios de otras administraciones usaban el cargo para extorsionar a comerciantes y empresarios, incluso para comer y beber gratis por el simple hecho de trabajar en la delegación.

Algunos restauranteros, responsables de obras de construcción y gerentes de bares, se quejaron de que les pedían dinero y todo tipo de prebendas.

Hoy en día, el alcalde no sólo obliga a usar el uniforme a sus empleados, sino que firmó un acuerdo con organizaciones empresariales para que reporten vía fotografías o videos a los funcionarios que pretendan extorsionarlos, comer o beber gratis. Además, el uniforme tiene algunas insignias que identifican el rango de cada servidor público y los cursos adicionales que han tomado para capacitarse, como en primeros auxilios.

En pocas palabras, el asunto del uniforme, me dice Rubalcava, no es una frivolidad.

Este lunes, ofrecerá una conferencia para informar sobre pormenores de la consulta, programada para el 16 de diciembre, cuyos trámites ya se realizaron ante el Consejo Electoral local.

El caminito lo enseñó Andrés Manuel y hay políticos, como el joven alcalde, dispuestos a seguir sus pasos y hasta rebasar por la izquierda.

 

Y como dice el filósofo… Nomeacuerdo: No hay mejor manera de respetar al rival que meterle el máximo número de goles que puedas.

 

[email protected]

@alfredolez

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBueno / Malo / Feo

Bueno, malo y feo