Lecciones para AMLO, MEC y OSC

El Presidente, su canciller, la titular de Segob y legisladores de Morena NO saben cómo actuar ante Trump

Luis Soto / Agenda Confidencial / Heraldo de México
Luis Soto / Agenda Confidencial / Heraldo de México

Estados Unidos conoce a México bastante bien, por desgracia. Saben que somos un pueblo de improvisados. Conocen mejor que nosotros los datos de todas las oportunidades históricas que hemos arruinado en el camino del progreso. Les son familiares los problemas políticos, económicos y sociales que hemos enfrentado.

Para los estadounidenses tiene mucho sentido aturdirnos, por no decir que amenazarnos, para ver en cuál agujero caemos. Esto y más han comentado los observadores políticos desde hace medio siglo… y nada ha cambiado.

Lo que llama la atención ahora, es que el Presidente, su canciller, la secretaria de Gobernación y varios legisladores de Morena, NO hayan leído la historia, ni sepan cómo actuar ante las reiteradas amenazas de Trump. Lo que deberían hacer es ponerse a trabajar seriamente en todos los asuntos de la relación bilateral y dejar de lado la declaracionitis, sugieren los susodichos observadores.

A nuestros vecinos y principales socios comerciales no los van a convencer con palabras bonitas como cooperación si, intervencionismo no; abrazos no balazos contra los narcos y la delincuencia organizada; amistad sí; injerencia, no; el ya clásico no a las acciones extraterritoriales, no a medidas unilaterales.

Lo que no han podido entender aquellos, por su ignorancia e ineptitud, es que el lenguaje de Trump siempre ha contenido drásticas advertencias sobre lo que nos podría pasar si en medio de la crisis de inseguridad el gobierno mexicano no se ocupa de garantizar los intereses estadounidenses políticos y financieros, recuerdan los observadores políticos.

Mientras nuestros partners nos tunden a tuitazos, el canciller Marcelo Ebrard anuncia que se reunirá esta semana, en territorio mexicano, con el Procurador de Estados Unidos, William Barr, para abordar la intención del presidente Donald Trump de designar a los cárteles mexicanos como organizaciones terroristas. Llevará dos propuestas: una, que el país vecino bloquee los recursos financieros de las organizaciones criminales; la otra, que el gobierno norteamericano controle la venta de armas en su territorio para que éstas no lleguen a los cárteles de la droga que operan en México. ¡Mi vida! No tienes remedio. Exclama el respetable público.

•••

AGENDA PREVIA: Los dos Carlos (Slim y Salazar) tienen negras intenciones, sospechan algunos observadores. El primero quiere emular al Adán oaxaqueño, Alfredo Harp Helú, quien durante la administración de Gabino Carrascué se comía una manzana de calles en la capital del Estado, argumentando que era para promover espacios culturales. Slim Helú (pariente de Harp) quiere comerse la otra mitad de la manzana de las calles del centro histórico (la primera se la engulló cuando AMLO fue jefe de Gobierno). Por su parte, Carlos Salazar quiere ser candidato a la gubernatura de Nuevo León, apoyado por su patrón Alfonso Romo. ¿Usted cree en tanta ambición y perversidad?

POR LUIS SOTO

[email protected] 

@LUISSOTOAGENDA

eadp

¿Te gustó este contenido?