Le dolió a Renato

Ningún reconocimiento se llevó la Policía Federal. Al contrario, la pintaron como una institución corrupta e inepta

Martha Anaya / Alhajero / Heraldo de México

Por lo expuesto en las últimas horas, la imagen que el equipo de seguridad de Andrés Manuel López Obrador tiene sobre la Policía Federal, no es nada elogiosa y mucho menos digna de respeto o admiración.

En términos generales –desde la presentación del Plan Nacional de Paz y Seguridad y en entrevistas posteriores-, han tildado a los policías federales de ineptos y corruptos. O al menos así lo han dejado ver…

Alfonso Durazo, por ejemplo, mencionó en un momento dado que no se podía echar mano de la Policía Federal (como parte fundamental de la Policía Nacional para enfrentar el crimen organizado) porque los niveles de corrupción son altos. La institución, apuntó el próximo secretario de Seguridad Pública, tendría que sufrir una depuración muy escrupulosa, para poder integrar a algunos de sus activos al nuevo plan de paz.

Según expuso Durazo en una de las tantas entrevistas que ofreció ayer, de los 50 mil elementos con que van a arrancar la Guardia Nacional, 35 mil pertenecen a la Policía Militar (ya están formados), 8 mil a la Policía Naval (también ya formados) y una cifra similar de policías federales sujetos a los exámenes de confianza y de adiestramiento que se requieran. En realidad, si hacemos las sumas, serían 7 mil policías federales los que se incorporarían, si es que pasan los exámenes. Menos de 20% de los activos con que a la fecha cuenta la PF (aproximadamente 37 mil 500 elementos). Alejandro Gertz Manero sería un poco más prudente en sus declaraciones, pero igualmente insistiría en que los actuales elementos de la PF serían sometidos a una depuración muy delicada y escrupulosa para formar parte de la nueva Guardia Nacional.

El hecho es que nada bueno se le reconoció a la Policía Federal. Renato Sales Heredia, comisionado nacional de Seguridad (y autoridad máxima de la operación de la Policía Federal), resintió el maltrato. Agarraron parejo, inmisericordemente…, apuntó uno de sus colaboradores. Aún dentro de la prudencia que caracteriza a Renato Sales, procuró una defensa de los suyos ante los periodistas:

-El tema de seguridad es un tema multifactorial que corresponde no sólo a las policías, corresponde a las instituciones de procuración de justicia, a las de administración de justicia y, algo muy importante, corresponde al ciudadano también. Nuestros policías están mal remunerados a nivel nacional: los policías municipales, los estatales y los federales… Y es necesario reformar el artículo 123, apartado B, fracción 13 de la Constitución que los discrimina, no sólo a los policías, discrimina también a los agentes del ministerio público y a los peritos. ¿Cómo podemos exigirles? Somos los primeros que exigimos respeto a los policías para que ellos respeten también los derechos de los ciudadanos; pero también hay que respetarlos a ellos.

 

GEMAS: Obsequio de Manelich Castilla, comisionado de la Policía Federal: Esta Policía Federal, estadísticamente, es la menos corrupta que haya tenido este país.

 

[email protected]

@MARTHAANAYA

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBueno / Malo / Feo

Bueno, malo y feo