Las trampas en las encuestas de Yeidckol

El triunfo de Barbosa es impugnado por Armenta, su contendiente más duro; argumenta la debilidad de los sondeos

Las trampas en las encuestas de Yeidckol

En Morena pocos conocen bien las encuestas de su presidencia nacional para asignar candidaturas. Morenistas destacados no pueden constatar la técnica empleada para recoger la información.

Se trata de los pasos más sencillos para conocer hacía dónde va la historia que se quiere obtener, si está cargada o no en favor de alguien y cómo se induce la respuesta o no de los cuestionados.

Pocas personas en el interior del partido pueden evaluar la legitimidad tras el triunfo de Luis Miguel Barbosa, aspirante a gobernar Puebla y favorito de la presidenta del partido en el poder, Yeidckol Polevnsky.

Alejandro Armenta Mier, sin embargo, aspirante a la candidatura por Morena en el estado, pudo conocer los detalles de la encuesta. Tras el análisis jurídico realizado, decidió impugnar el triunfo de su adversario ante la Comisión de Honor y Justicia, así como a la Comisión de Elecciones y Comité Ejecutivo Nacional de Morena.

Entre los argumentos, en poder de esta columna, para denunciar los agravios, señala que la Comisión de Elecciones omitió responder a su solicitud respecto de incluir ciertos parámetros de medición. Tampoco hay información mínima para determinar sobre quiénes las realizaron, así como los municipios donde se aplicaron; menos, las secciones electorales que abarcaron, además de que el ejercicio no cuenta con un método científico. Las encuestas no son representativas: se entrevistó a mil 440 personas, de las 120 mil de Morena afiliadas en el estado. ¿Qué demanda Armenta? Que se realicen de nuevo las encuestas y que se tomen como referencia las realizadas para la elección del candidato a jefe de Gobierno de la CDMX; cree que la Sala Superior debe ordenar que designe a la encuestadora y tome nota de los parámetros para cuidar la equidad. Incluso, ingresó al INE una solicitud del PRI, sí ¡del PRI! para sacar adelante su proceso de releve en la Presidencia del partido. Mientras el PRI busca abrirse a la transparencia, Morena parece encerrarse para experimentar su primer caos interno del sexenio lopezobradrista.

A la que menos le favorece es a la presidenta nacional del partido; hace tres semanas también enfrentó un desaguisado interno al perder posiciones clave y en medio de un proceso en el que el equipo de Bertha Luján, madre de la actual secretaria del Trabajo, busca ganar terreno.

En Morena existió una suplantación de la voluntad partidista, pues aun cuando el actor aduce que resultó ganador en 3 de 4 preguntas, el CEN de Morena realizó una ponderación de otros aspectos, con los que llegó a la conclusión de designar a Barbosa, se lee en los argumentos.

También se esgrime la indebida la designación de Barbosa , pues no hay documentos ni competencia para emitir una determinación. El pleito interno no ha terminado y la candidatura puede caerse. La única manera de legitimar a Barbosa y la presidencia de Morena, es que Polevnsky dé a conocer la encuesta y el método, si no, se sentará un precedente negativo y habría que revisar los casos de BC, Tamaulipas, QR, donde se aplicó el mismo método para designar candidatos a diputados, alcaldes y al gobierno.

Uppercut: No se sabe si del lado mexicanos debemos reír o llorar con la noticia de que en el muro de la frontera con Estados Unidos, personas muy vivas se robaron el material colocado para impedir que migrantes se salten la barda.  Del otro lado de la frontera, al menos fue tomada con humor la acción, pues un destacado comentarista de noticiarios, después de presentar la noticia concluyó: Un día habrá un mexicano con un muro alrededor de su casa que dirá: construí un muro para rodear mi casa y Trump pagó por él.

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónMartha Anaya / Alhajero / Heraldo de México

Un aplauso inesperado y el que no llegó