Las respuestas fifís de Meade

Ya van dos veces que Meade logra pegarle hits a López Obrador. Este fin de semana lo hizo de nueva cuenta

Martha_Anaya_
Martha Anaya / Alhajero / Heraldo de México

Quien mejor ha hallado la manera de responderle a Andrés Manuel López Obrador (o a algunos de sus colaboradores), es el ex candidato presidencial del PRI, José Antonio Meade.

Por supuesto, no ha sido con estilo burdo, grotesco de los panistas —como el de Marko Cortés, que en el mejor de los casos da flojera—, y de los perredistas, cuya obsesión contra AMLO raya en lo patológico.

Meade, en cambio, lo ha hecho de una manera elegante; fifí, si se quiere.

La primera vez, recordarán, fue la del servilletazo (a finales de diciembre), cuando el ex titular de Hacienda publicó una foto en la que se veían sus manos sobre una servilleta –de lo que costaría la cancelación del Nuevo AeropuertoInternacional de la Ciudad de México— y este pie: Dejar de hacer el aeropuerto nos cuesta 145 mil millones de dólares.

Fueron una serie de tuits al respecto, explicando de dónde salían sus números y cómo había calculado la cantidad —que se viralizarían rápidamente y nutrirían la la discusión pública—, a los que el secretario de Comunicaciones, Javier Jiménez Espriú, contestó así:

La enorme pérdida —145 mil millones de dólares— que el ex candidato presidencial y ex titular de la SHCP, José Antonio Meade, asigna a la cancelación del NAIM, son las cuentas alegres de un hombre triste.

Respuesta fallida, de mal gusto y, sobre todo, sin rebatir los datos.Fue el primer hit de Meade frente a la Cuarta Transformación (4T).

Y este fin de semana ocurrió de nueva cuenta. A lo mejor, hasta sin proponérselo…

Resulta que Pepe Meade fue uno de los miles de aficionados que acudieron a la inauguración del nuevo estadio de los Diablos Rojos del México en la Magdalena Mixhuca. Y que, como han reseñado múltiples medios, Andrés Manuel —al subir a la lomita para inaugurar el campo de juego y lanzar la primera bola— se llevó sonora rechifla y unos buenos abucheos.

El ex candidato no se ensañó con lo ocurrido. Ni siquiera hizo mención de ello. Pero sí subió a su cuenta en twitter dos fotografías. En una se veía la tribuna del fondo y la luna en lo alto. Ahí escribió el ex funcionario: La luna atenta a la inauguración del estadio!!.

En la otra, se ve en primer plano el rostro sonriente de Meade y el campo de beis como fondo. Bajo ésta, la leyenda: Gracias a @alfredoharphelu por ponerle tanto corazón y empeño para darle un nuevo hogar a los aficionados de los @DiablosRojosMX y del béisbol en México. Un sueño cumplido compartido por muchos. Play Ball!!!.

Eso fue suficiente para que los internautas se dividieran en dos bandos: los que se arrojaron en contra de Meade y le atribuyeron haber estado detrás de los abucheos al Presidente; y quienes lo felicitaron por su estilo para decir sin palabras, con guante blanco y una sonrisa. A lo fifí.

A lo mejor no fue su intención. Pero así se vio. Y pegó de hit de nuevo.

 

GEMAS: Obsequio de López Obrador: Ahora sí vamos a pichar, les voy a seguir tirando pura pejemoña, los voy a seguir controlando, con lisa, con recta de 95 millas y con curvas; ¡Vamos a seguir ponchando a los de la mafia del poder!.

 

 

 

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónMartha Anaya / Alhajero / Heraldo de México

Un aplauso inesperado y el que no llegó