Las refinerías de Tula y Salamanca

El director de Pemex reconoció que en esas refinerías hay un problema por la falta de un componente de alto octano

Martha Anaya / Alhajero / Heraldo de México
Martha Anaya / Alhajero / Heraldo de México

Estaba a punto de concluir ayer la conferencia mañanera, cuando Andrés Manuel López Obrador dio oportunidad de hacer preguntas a algunos periodistas que nunca hubieran tomado la palabra.

Uno de ellos fue Daniel Rodríguez, editor de noticias de energía con S&P Global Platts, una agencia internacional con sede en Londres, especializada en información y precios de referencia de los mercados de las materias primas y la energía.

-¿Está bien si puedo dirigir mis preguntas a la secretaria (Rocío) Nahle y al director (Octavio) Romero Oropeza?-, preguntó al Presidente. Concedida su petición, el editor planteó al director de Pemex: -¿Cuál es el estado de la refinería de Tula y de Salamanca y el suministro de crudo?

Su pregunta tocaba el tema que en Pemex se considera el origen del desabasto de gasolina: lo ocurrido en las refinerías de Tula y Salamanca (están fuera de servicio) ante la cancelación de compras de crudo ligero que se hizo.

El periodista contextualizó con este planteamiento: La apertura de los ductos de Salamanca-Guanajuato, Salamanca-León no van a ayudar a solventar la situación si la refinería no está operando. Y parte de la ecuación es la importación de crudo ligero, ya que no hay en el país.

Ya se presupuestó 90 mil, que se importaran 90 mil barriles en el Presupuesto de Egresos, ¿cuándo se va a empezar a importar el crudo ligero para que Salamanca opere y pueda surtir al occidente del país?

Romero Oropeza reconoció entonces: -Con relación a la refinería de Salamanca y Tula, hay un problema ahorita en términos de un componente de alto octano que se requiere… Hoy, precisamente, van a llegar estos componentes y se va a reiniciar la producción de gasolinas. (La respuesta del director de Pemex no está muy alejada –da sentido incluso- de la versión de que esas refinerías fueron cargadas con crudo pesado y terminaron tronando).

Daniel Rodríguez agregó otra pregunta: -Quisiéramos preguntarle si hay robo de petróleo crudo, si se está robando el crudo, porque se pararon varias refinerías y no había habido razón para pararlas, si no fuera porque se cortó el suministro de crudo.

Romero Oropeza se volvió a mirar a López Obrador y contestó: -Ésa es otra parte de la ecuación… En su momento el Presidente va a instruir que comentemos alrededor de ese tema, pero es una posibilidad.

AMLO indicó entonces: -La amarga realidad es que se cayó la producción petrolera a un millón 750 mil barriles. Tenemos una emergencia también en eso… Eso ocasionó que, por primera vez, se tuviese que importar petróleo crudo, en particular petróleo ligero para las refinerías, para hacer la mezcla de petróleo que requieren las refinerías del país. Esto en noviembre-diciembre. Llevaba años que esto no sucedía… El rompecabezas sobre el origen del desabasto parece que va tomando forma.

GEMAS: Obsequio del secretario de Seguridad, Alfonso Durazo, sobre el robo de gasolina: el ducto de Tula a Toluca es una coladera.

 

[email protected]

@marthaanaya

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBueno / Malo / Feo

Bueno, malo y feo