Las pistas abiertas por el huachicol

AMLO ha comenzado a darle otra tesitura al protagonismo y activismo de la Presidencia

Wilbert_Torre
Wilbert Torre / Serendipia / Heraldo de México

La ofensiva contra el robo de combustibles ha abierto en unos casos y en otros alumbrado zonas grises que desconocíamos sobre los efectos y alcances de la ordeña tipo barra libre. A diferencia del tráfico de enervantes, representa un daño al patrimonio nacional y una forma de expropiación de un bien del Estado, por lo que es relevante revisar las connotaciones y los escenarios que plantea esta sacudida al inicio del gobierno obradorista.

–Políticamente esta decisión representa lo que ya se advertía en otros textos: una modificación radical en la presencia y la influencia de la figura presidencial en los temas nacionales.

En formas y estilos que contrastan con sus antecesores, López Obrador no solo está presente en el desayuno, la comida y la cena, sino que ha continuado comunicando planes y mensajes a la sociedad desde su posición de cercanía con los ciudadanos, aproximándose por lo menos en intención al papel y la voz que llegó a jugar con inteligencia el presidente Barack Obama al intervenir en temas delicados como la segregación y las tensiones raciales. López Obrador ha comenzado a darle otra tesitura al protagonismo y el activismo de la Presidencia. En unos días hará un recorrido por los estados que registran los índices más altos de robo de combustible para llamar a las comunidades a no alentar o tolerar el huachicoleo.

La decisión de enfrentar a estas bandas ocurre bajo el trasfondo de una creciente fusión y expansión de los negocios del narcotráfico hacia otras fuentes de ingreso, como el robo de combustible. Será importante revisar el comportamiento de estos grupos delictivos ante la ofensiva lanzada por el gobierno y revisar si la operación produce un repunte o alteraciones en otros delitos como la extorsión o el secuestro.

–López Obrador llega al final de la tercera semana posterior a la ofensiva y el cierre de los ductos con un mensaje inequívoco reflejado en las encuestas que reflejan un respaldo de entre 7 y 9 mexicanos a la decisión de enfrentar el robo de gasolinas. Eso le da margen para dar otros golpes de timón.

–La ofensiva ha puesto en una perspectiva más clara el tamaño de red de políticos, empresarios y otros personajes que desde una posición de autoridad o influencia permitieron, solaparon o se beneficiaron del huachicoleo e hicieron negocios con la Reforma Energética.

–La información que hoy tiene el gobierno sobre la dimensión y las ramificaciones del robo de combustibles indican que el asunto se ha convertido desde ahora y por un periodo largo en el principal desafío y conflicto de gobierno, una madeja de actos delictivos e intereses políticos y económicos entreverados.

–La revelación de AMLO sobre las bodegas de huachicol en el aeropuerto de Texcoco es la última paletada de tierra sobre la niña de los ojos del expresidente Peña, lo que lleva a replantear una pregunta: Ante los indicios del saqueo desde Pemex ¿López Obrador dará marcha atrás e investigará al peñismo?

 

[email protected]

@wilberttorre

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónRuy Febén y Carlota Rangel / Señales de humo / El Heraldo de México

Lo que se quemó