Las encuestas mienten

Las encuestas no son predictivas, pero sí indicativas

Las encuestas mienten

Los papeles se invirtieron. El que tachaba de cuchareadas las encuestas, ahora las presume. Puntea en todas las mediciones por hasta 25%… Quienes lo criticaban por descalificar a los encuestadores, ahora lo hacen como deporte. Los que confiaban en las encuestas y las ventilaban a diestra y siniestra, ahora las desacreditan, y el que crucificaba a los encuestadores, los tiene en un pedestal.

Vivimos el mundo al revés. Encuestas hay decenas. Las hay de empresas serias, con años en el mercado, y otras de marcas espontáneas que hacen propaganda más que ejercicios estadísticos. Pero no hay una sola que no ponga a López Obrador a la cabeza.

Si este arroz no está listo, sí se aproxima al punto de cocción. Oraculus, que concentra más de una decena de encuestas, ha mantenido a la cabeza en las preferencias a AMLO desde el principio de la contienda. Si acaso algo se ha modificado, es el margen creciente que registra en la intención de voto.

Si hoy fuera la elección, la ganaría con el 49.5 %, Ricardo Anaya llegaría segundo con 27.8%, Meade tercero con 19.9% y El Bronco cerraría su papelón con 2.9%.

El argumento de moda entre quienes descalifican las encuestas hace hincapié en la no respuesta. Hablan de un voto oculto gracias al cual el 1 de julio podría haber un resultado diametralmente opuesto al que reflejan decenas de mediciones.

En realidad, quien haya tomado una clase de estadística sabrá que la no respuesta no desacredita una encuesta.

Quizá funciona como explicación para disfrazar un fracaso electoral, pero no es suficiente argumento para ensuciar una encuesta que tenga buen diseño y selección de la muestra. La no respuesta es absolutamente normal.

Cosa de salir a la calle y pedir a cien, mil o diez mil personas que regalen 20 minutos de su tiempo. Habrá quien acepte, habrá quien no. Lo que es un hecho es que la no respuesta es aleatoria, tanto como la respuesta. Las encuestas mienten, repiten miembros de los equipos de quienes no encabezan las preferencias. Curiosamente son los mismos que ven números similares en sus cuartos de guerra, pero que no reconocerán una verdad que les es adversa. Dirán hasta el final que ganarán, aunque saben que es casi misión imposible.

Las encuestas, cierto, tienen un margen de error. La foto que reflejan hoy, puede ser distinta a la de mañana, pero de eso a tildar de mentirosos ejercicios serios por la no respuesta, hay un abismo.

Las encuestas bien hechas son ejercicios útiles, arrojan información cuantitativa y cualitativa valiosa.

No son predictivas, pero sí indicativas. Y hoy todas van en el mismo sentido.

-OFF THE RECORD: Nuevo León está a menos de 20 días de recibir al El Bronco de vuelta. El lunes 2 de julio buscará regresar a la gubernatura. Su licencia al cargo vence el mismo día en que acaba su aventura electoral, el domingo 1 de julio.

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBolsa de red: El must del verano

Bolsa de red: El must del verano