Las cuentas de Osorio Chong

Muchos tropezones se sumaron a la cuenta de Miguel Ángel Osorio Chong quien el miércoles pasado se vio en la penosa necesidad de renunciar

Las cuentas de Osorio Chong

La secretaría de Gobernación no debe verse ni oírse, debe sentirse, decía Jesús Reyes Heroles, quien fue titular de esa dependencia de diciembre de 1976 a mayo de 1979.

Pero pocos, muy pocos de los titulares que ha tenido esa secretaría en casi cuatro décadas pusieron en práctica esa recomendación. Algunos por ineptos, como Esteban Moctezuma, quien fue el primer titular de SEGOB de Ernesto Zedillo. Otros porque no les dio tiempo o se murieron, como ocurrió en el gobierno del cambio con rumbo desconocido de Felipe Calderón, en el cual hubo cinco titulares, el mayor número en la historia de esa dependencia del Ejecutivo.

En los últimos 30 años, sólo dos secretarios de Gobernación cubrieron una ruta de cinco años: Santiago Creel Miranda con Vicente Fox, y Miguel Ángel Osorio con Enrique Peña Nieto. Cada uno de ellos vivió situaciones diferentes; a Creel le tocó coser y cantar, pero a Osorio le tocó bailar con la más fea.

¿Que Miguel Ángel no encontró la solución institucional duradera para el gravísimo problema de la violencia y la inseguridad que azotan al país? Pues no. Ni su sucesor en el Palacio de Covián, Alfonso Navarrete Prida, la encontrará, y menos en los casi once meses que le quedan al sexenio.

¿Que a Osorio  le cayó el chahuistle con la fuga de Joaquín Guzmán Loera El Chapo? Pues sí, le tocó en suerte –en mala suerte– que muchos de sus subordinados en el sistema penal se coludieran con el capo sinaloense para que se esfumara en El túnel del tiempo. Pero finalmente volvió a caer el Gran Houdini del narcotráfico, con lo que se colgó una medalla dorada en el pecho.

¿Que la matanza de estudiantes normalistas en Iguala fue, es y seguirá siendo un dolor de cabeza para el actual gobierno, por el sospechoso activismo de los familiares de las víctimas y de sus compañeros de viaje? Sí. Pero poco a poco la sociedad ha ido aceptando que ni Enrique Peña Nieto ni Osorio Chong tuvieron nada que ver con esas muertes.

Los anteriores y otros muchos tropezones se sumaron a la cuenta de Miguel Ángel Osorio Chong quien el miércoles pasado se vio en la penosa necesidad de renunciar. Pero durante cinco años importaron menos las caídas que la habilidad y colmillo del hidalguense para levantarse, sacudirse el pantalón y seguir caminando tan campante a la manera de Johnny Walker, en busca de una candidatura al Senado de la República.

AGENDA PREVIA

La Asociación Mexicana de Secretarios de Desarrollo Agropecuario (AMSDA), será presidida – por primera vez en la historia– por un estado que no es del Norte u Occidente, luego de que Rodrigo Riestra Piña, Secretario de Desarrollo Rural, Sustentabilidad y Ordenamiento Territorial de Puebla, recibió el respaldo de la mayoría de los secretarios del ramo de las 32 entidades federativas del país. Riestra tiene una larga trayectoria en el sector público en el ámbito agropecuario, y se ha impuesto el reto de incrementar la productividad y competitividad del campo nacional, con el compromiso de trabajar por el Federalismo y empoderar a las entidades federativas en la materia.

 

Columna anterior: Flaca memoria o…

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónRealidad política definirá futuro

Realidad política definirá futuro