La versión de los vencidos

La de ayer fue una elección con saldo negativo para la política, los partidos y sus dirigentes


Sin conocer el resultado definitivo de la jornada electoral de ayer, una cosa quedó clara: la gente cada vez está menos interesada en la política y los políticos.

Se calcula que los niveles de participación en el Edomex, Coahuila, Nayarit y Veracruz rondará el 50%. Y eso repercutirá en las dirigencias de los principales partidos.

Ochoa a cuentas

Enrique Ochoa, por ejemplo, le debe una explicación a sus militantes y simpatizantes, porque ningún resultado da un triunfo contundente al tricolor.
Antes de la elección, Ochoa estaba ya en una posición vulnerable de cara a la XXII Asamblea Nacional PRI –en agosto— porque más allá de los comicios de 2017, lo que realmente está en juego es la candidatura presidencial.

La disputa es entre dos grupos: los jóvenes, que han crecido al amparo de Enrique Peña y varios de sus secretarios de Estado, y el grupo de los experimentados, que sistemáticamente han criticado la gestión del presidente del CEN por su falta de experiencia como dirigente. Falta ver el desenlace.

Ricardo, debilitado

Para nadie es un secreto que Ricardo Anaya buscará la Presidencia en 2018, pero el resultado de ayer también lo colocará en una posición vulnerable, porque, si se confirman las tendencias, sobre todo en el Edomex y Coahuila, quedó a deber mucho.

En el caso de Nayarit, Acción Nacional llegó con un candidato ajeno y lo único que hizo Anaya fue prestarle en membrete para colgarse una medalla que no le corresponde.

El llamado joven maravilla llegó sin una estrategia real y este fue el caso también del Edomex, porque dejó a su suerte a Josefina Vázquez Mota, lo terminará poniéndolo en desventaja frente a Margarita Zavala y Rafael Moreno, que suspiran por la nominación presidencial.

Alejandra se va

Producto de la crisis interna y los resultados, Alejandra Barrales tiene los días contados en la dirigencia del PRD. De acuerdo con cálculos de su equipo, se mantendrá hasta agosto.

Y se prevén dos escenarios para ella: buscar la candidatura al gobierno de la CDMX o ser la suplente de Miguel Ángel Mancera cuando éste se lance a la Presidencia, en septiembre.

En ambos casos, llegará con un mal precedente y las tribus velan armas para impedir que tome por asalto el gobierno de la CDMX, como candidata o sustituta.

AMLO el desaparecido

Algo que llamó la atención ayer fue la ausencia de Andrés Manuel López Obrador. Optó por ir a la firma de un acuerdo político a Baja California Sur y dejó solos a sus candidatos.

Pero independientemente de lo que pase, gane o pierda Morena, el tabasqueño tendrá suficiente combustible para llegar al 2018 como el mejor posicionado. Ahora sólo tendrá que explicar qué hacía Ricardo Monreal repartiendo dinero en Ecatepec.

***

Y como dice el filósofo… Nomeacuerdo: En política, si las cosas no cambian, es porque siguen igual.

Columna anterior: De policías y ladrones

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónRealidad política definirá futuro

Realidad política definirá futuro