La verdad es… que no hay verdad

El caso Ayotzinapa está de vuelta. Y con éste, bajo la lupa, los funcionarios del gobierno anterior implicados en el tema

Martha_Anaya_
Martha Anaya / Alhajero / Heraldo de México

El cierre de la exposición de Alejandro Encinas al instalar la Comisión para la Verdad y Acceso a la Justicia en el caso Ayotzinapa dejó sin aliento a los presentes.

La verdad es…, que no hay verdad en el caso Ayotzinapa, apuntaría el subdirector del Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación.

Esa estremecedora verdad –contrapuesta a la llamada verdad histórica presentada por la PGR por el ex procurador Jesús Murillo Karam sobre lo acontecido la noche del 26 de septiembre de 2014- es el punto de partida de la nueva investigación.

Encontrar la verdad es nuestra encomienda. Y la vamos a encontrar…, aseguraría Encinas ante los padres de los estudiantes desaparecidos, que respondieron a voz en cuello con el recuento de los 43 y el grito de ¡justicia!

Reunión intensa ante los secretarios de Gobernación y de Relaciones Exteriores, Olga Sánchez Cordero y Marcelo Ebrard; y frente a representantes diplomáticos y de distintos organismos de derechos humanos.

Acto en el que se escucharon críticas y calificativos fuertes en contra de funcionarios del Gobierno anterior por parte de los padres de los normalistas, en voz de Cristina Bautista y Emiliano Navarrete:

-De Enrique Peña Nieto dijeron que era una persona inhumana, que nunca le importó; que su gobierno se burló de nosotros, que solamente obstruía la investigación y que a la ayuda internacional no dio el respeto que se debía.

-Que con Miguel Ángel Osorio Chong (ex titular de la Segob) tuvieron solamente reuniones estériles y cada vez regresábamos más acabados de esas reuniones.

-De Murillo Karam señalaron que con un error como el que cometió, en cualquier otro país estaría tras las rejas o siendo investigado.

-A Tomás Zerón –y a todos los funcionarios del sexenio pasado implicados en el caso Ayotzinapa- se les investigará, caiga quien caiga, aseguró a su vez Encinas ante pregunta expresa.

Pidieron romper el pacto de silencio que se hizo en el gobierno anterior en torno a lo ocurrido. Llamar a los policías federales y preguntarles ¿quién es El Patrón? Traer de vuelta a los expertos internacionales.

Y sobre todo, no obstaculizar la investigación, ni que les digan que ya no hay recursos para la búsqueda de sus hijos (Arturo Herrera, subsecretaria de Hacienda, tomaría nota de ello). Santiago Aguirre, representante del Centro de Derechos Humanos Agustín Pro, sentenciaría a su vez: Alcanzar la verdad no sólo es una deuda, sino demostrar que México no está condenado a la mentira y a la impunidad. Palabras que apuntan a remover a fondo días pasados…, y a funcionarios del sexenio anterior.

 

 

GEMAS: Obsequio de Bernardo Bátiz, aspirante a la Fiscalía General: No vamos a inventar criminales, hechos que no existieron, cargar armas a los que hayan fallecido en los enfrentamientos, no vamos a permitir ninguna acción que no se funde en la buena fe.

 

[email protected]

@marthaanaya

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBueno / Malo / Feo

Bueno, malo y feo