La vaquilla marina no es lo que importa

El que la Unesco proponga que el Golfo de California sea etiquetado “en riesgo” por la posible extinción de la vaquita marina parece una exageración

Faltan nueve días para que inicie el 2 de julio, en Cracovia, Polonia, la reunión del Comité del Patrimonio Mundial de la Unesco en el que se votará la lista de sitios que ganan esa etiqueta… o que la pierden. México podría perder uno de esos sitios: las 244 islas, isletas y áreas costeras del Golfo de California podrían perder ese estatus, porque un comité de la Unesco lo propuso así, y quiere que se declare que está en riesgo. ¿Por qué? Por la vaquita marina, que ya casi se extingue.

Una gran pregunta que debe plantearse es si es conveniente luchar a toda costa para obtener la famosa etiqueta de patrimonio mundial. En general, pareciera que existe una yuxtaposición de intereses: desarrollo Vs. preservación. Si un país se desarrolla, existe la posibilidad de que su fisonomía y sus diferentes hábitats cambien. Sin embargo, un país con muchas cosas listadas en el patrimonio mundial atraería muchos turistas y gozaría de un dominio en ese rubro. Un ejemplo:

El martes la Unesco publicó un video en el que pide se preserve la Isla Lamu de Kenia de las amenazas que representa una nueva planta de generación de energía eléctrica basada en carbón. La Unesco dice que durante 700 años esta isla ha estado habitada por una fusión de culturas: arábica, india, swahili, persa y europea. Señala que el estatus de patrimonio quedará en riesgo por la planta de carbón. No obstante, tanto el gobierno keniano como buena parte de la población y los analistas económicos admiten que la planta energética urge para que se desarrolle la región, para llevar mil mega watts de energía al país y para generar miles de empleos. ¿Debe Kenia continuar con el proyecto que favorece económicamente a su población o debe hacer caso a la Unesco y cancelarlo?

Estas decisiones afectan a países desarrollados también. El Reino Unido ha recibido severas advertencias de que Liverpool podría perder la etiqueta de patrimonio si se llevan a cabo los desarrollos inmobiliarios que el gobierno local ha autorizado (y que cambiarían la fisonomía del puerto). A su vez, Alemania ya experimentó un caso, cuando en 2009 la Unesco eliminó del patrimonio a la ciudad de Dresden por construir un moderno puente.

En México la vaquita marina se ha posicionado como una especie de osito de peluche acuático. Su aparente sonrisa amigable la hace parecer adorable. No obstante, que la Unesco proponga que el Golfo de California sea etiquetado en riesgo por su posible extinción parece una exageración. Lo que es un hecho es que las 244 islas, islotes, y áreas costeras, con sus cientos de especies endémicas siguen ahí. Incluso uno podría argumentar que quizá en estos años se extinguió otra especie de algún animal minúsculo. Pero nadie se enteró. No obstante, la vaquita hizo que la gente de la Unesco amenace a México.

[email protected]   

 

Columna anterior: El caso de Roku

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBolsa de red: El must del verano

Bolsa de red: El must del verano