La trata, esclavitud del siglo XXI

Existen 25 modalidades y muchas de las víctimas no lo saben; se prevé que el problema crezca con la crisis migratoria

Alfredo González / A fuego lento / Heraldo de México

El próximo 30 de junio se conmemora el Día Mundial contra la Trata de Personas y no será por la efeméride que el tema cobrará relevancia en la agenda nacional, se trata de un catálogo de delitos que acompaña, como rémora, a la crisis migratoria que enfrenta nuestro país y que muchos sectores han desdeñado.

Cuando uno habla del tema, todo mundo se remite a la explotación sexual; sin embargo, hay 25 modalidades, desde la explotación infantil hasta el trabajo forzado entre jornaleros agrícolas.

Indocumentados centroamericanos forman parte de esa problemática. Se han incorporado al trabajo informal mexicano, sobre todo en el campo, para subsistir temporalmente en lo que llegan a territorio estadounidense, pero lo hacen en condiciones prácticamente de esclavitud.

Las grandes ciudades no están exentas. Se calcula que en México existen unos 300 mil venezolanos que salieron huyendo del régimen de Nicolás Maduro, y una cantidad importante radica y trabaja de lo que sea en la Ciudad de México.

Estudiosos del tema advierten, por ejemplo, que mujeres venezolanas están invadiendo el mercado de escorts, bajo el yugo de bandas nacionales y extranjeras que aprovechan su condición de ilegales para explotarlas. Los anteriores son dos botones de muestra, cuyos delitos propios y adyacentes se incrementarán mientras no se resuelva la crisis migratoria en México.

En ese contexto, sería de gran utilidad que Relaciones Exteriores y Gobernación hicieran suyo el modelo que implementó el Consejo Ciudadano de Seguridad y Justicia de la CDMX, encabezado por Salvador Guerrero.

Creó la Línea Binacional contra Trata, por la que vía telefónica o Whatsapp (5533-5533), la gente puede denunciar casos vinculados con ese delito.

De enero a mayo de este año, recibieron mil 732 llamadas. Las autoridades iniciaron 65 carpetas de investigación, tan sólo en el primer cuatrimestre: 61 corresponden a la CMDX y cuatro a municipios conurbados.

Tan exitosa ha resultado la iniciativa que este lunes Salvador y su equipo viajarán a Nueva York para reunirse con representantes de la organización Polaris, para intercambiar experiencias e información.

Uno de los principales desafíos tanto de iniciativas ciudadanas como de las autoridades no es sólo hacer frente a los delitos derivados de la trata, sino de tener un diagnóstico certero, porque nadie en este momento sabe, a ciencia cierta, de qué tamaño es el número de las víctimas.

De lo único que tienen certeza es de que el fenómeno va al alza y se recrudecerá con la crisis migratoria porque niños, mujeres y grupos vulnerables serán cada vez más utilizados como mercancía o moneda de cambio sin que necesariamente se den cuenta de que son parte de una red que fomenta la esclavitud del siglo XXI.

***

Y como dice el filósofo… Nomeacuerdo: Es mejor morir de pie que vivir de rodillas.

Por ALFREDO GONZÁLEZ CASTRO

¿Te gustó este contenido?