La suite de Duarte en Guatemala

Javier Duarte, ex gobernador de Veracruz, no es un preso cualquiera del penal dentro del cuartel militar de Matamoros en Guatemala


Recibe trato VIP y tiene a su disposición servicios que ya quisieran otros internos. El exgobernador de Veracruz vive cómodamente. Una fuente que ha estado en contacto con él –que pide el anonimato-, lo confirma: cuenta con una laptop, internet, televisión, visitas ilimitadas las 24 horas del día los siete días de la semana… vaya, hasta el reloj que portó durante su primer comparecencia ante la justicia guatemalteca –y que no llevaba al momento de su detención-, utiliza. Tiene una cama matrimonial, sábanas y cobijas nuevas que él adquirió, dos equipos celulares –uno de ellos satelital, para hablar con su familia-, licor, libros y electrodomésticos –refrigerador y microondas-. Viste como quiere, de pies a cabeza. No hay uniforme ni código de vestimenta. Su estancia es más parecida a un departamento, con sala y cocineta incluida, que a una cárcel.

En Matamoros, cuartel militar en operaciones, y en cuyo interior está la cárcel, Duarte ocupa la misma celda-suite que acondicionó el narcotraficante Marlon Monroy Meoño, El Fantasma, uno de los jefes de la droga en Guatemala ligado al cártel de Sinaloa, extraditado a EU hace unos meses.

Sí, está lejos de los lujos a los que se acostumbró viviendo como magnate mientras saqueaba Veracruz, pero ni de cerca habita un penal de máxima seguridad: su estancia no le pide mucho al cuarto del hotel Riviera de Atitlán, donde pasó sus últimos días prófugo. Si acaso, la vista al mar. Pero las comodidades son similares. Carlos Galán, enviado del Primer Café de ADN40 en Guatemala, documentó, gracias a la entrevista con un militar en retiro que prestó servicio en Matamoros que, contrario a lo que ha trascendido, las imágenes del penal que hasta ahora se han difundido, no reflejan el sitio en el que vive Duarte, pues se trata de tomas capturadas hace casi un año, cuando autoridades guatemaltecas dieron un recorrido a la prensa. En dichas imágenes, se aprecia un pabellón y el interior de estancias donde hay literas de concreto. Ese no es el lugar donde vive Duarte. Él está fuera de ese pabellón. La estadía que le espera puede ser de hasta dos años, apunta Oscar Giovanni Patzán, uno de sus defensores guatemaltecos. Su estrategia no es volver pronto. Ha dejado de huir, y mantiene privilegios y contacto con el mundo exterior. Muy lejos de lo que merecería quien ostenta el récord del mayor saqueo a las finanzas públicas del país: 35 mil millones de pesos, según la Auditoria Superior de la Federación.

-OFF THE RÉCORD

Otros distinguidos habitantes de Matamoros fueron el expresidente de Guatemala Otto Pérez Molina y su número dos, la ex vicepresidenta, Roxana Baldetti. Eso ya se sabe. Lo raro está en un nombre que conecta a ambos personajes con el exgobernador: Amarilis Ondina Navas, la otra abogada guatemalteca del veracruzano, quien también defendió a los primeros. Una pista para entender lo que nadie se explica en Guatemala: ¿qué hace Duarte en un cuartel militar? Y con trato de rey…

M.LOPEZSANMARTIN@GMAIL.COM

@MLOPEZSANMARTIN

¿Te gustó este contenido?