La simulación del PRI

El PRI debe a Moreira toda una operación redituable para recuperar Los Pinos como presidente del partido


Hay una simulación en el PRI para proteger a sus ex gobernadores acusados de saqueo. El ejemplo más claro: Humberto Moreira, expulsado de sus filas frente al descontento social, pero a la hora en que la oposición se une para que se investigue su riqueza inexplicable, el PRI y su aliado, el PVEM, forman un cerco para blindarlo.

En la sesión permanente del miércoles, PAN, PRD, Morena, Movimiento Ciudadano y PT pidieron discutir el tema de los 62 millones de dólares descubiertos a los Moreira en paraísos fiscales. “Cárcel a los Moreira”, decían las pancartas que pusieron legisladores de oposición en sus escaños cuando protestaron porque el ecologista Pablo Escudero, presidente de la comisión, dijo que había otros temas.

Lo secundaron otros priistas mientras Emilio Gamboa, coordinador del PRI en el Senado, se acercó para cuchichear algo a Marko Cortés y Fernando Herrera, coordinadores del PAN en Cámara de Diputados y Senado.

–¿Qué les dijo?— pregunté ayer a Cortés.
–Lo que te puedo decir es que hay encubrimiento.

No es el único caso.

Tomás Yarrington, ex gobernador de Tamaulipas, señalado por pactar con Los Zetas, llevaba ocho escoltas a la hora de su captura en Italia, ordenada no por el gobierno mexicano sino por el de EU. La extradición de Javier Duarte, de Veracruz, está en un impasse a diferencia de la inmediata entrega de El Chapo Guzmán en 1993 y el presidente Peña anunció una reunión con su homólogo de Guatemala. Sobre César Duarte de Chihuahua hay orden de captura por presión de su sucesor panista.

La simulación para ayudar a Moreira no tiene precedente. Lo expulsó bajo el tonto argumento de haberse registrado como candidato a diputado por un partido distinto al PRI. Pero esa maniobra fue en contra de los propios principios del partido porque su artículo 63 que rige la vida interna lo exoneraba de la expulsión. “Salvo en el caso de las coaliciones”. Y el Partido Joven que postuló a Humberto en el primer lugar de la lista va en alianza con PRI en Coahuila.

Es parte del plan para despresurizar la inconformidad social. El PRI debe a Moreira toda una operación redituable para recuperar Los Pinos como presidente del partido y después llevar a una “nueva generación” de políticos a estados mediante triunfos aplastantes. Por eso la cancillería también lo defendió cuando fue capturado en España por lavado de dinero.

Pero fue la administración del maestro Moreira la que recurrió a todas las estrategias con tal de obtener recursos. Mandó imprimir una gaceta falsa con una supuesta sesión del Congreso que no existió para que Hacienda, entonces en manos del panista Ernesto Cordero le diera 35 mil millones de pesos que luego heredó como deuda a los coahuilenses.

Ahora, me dice Cortés, impiden que se le retire la candidatura. Pretenden protegerlo alargando una investigación sobre con una comisión especial en el Congreso mientras llegan las elecciones del 4 de junio para ganar fuero.

Columna anterior: ¿Para qué la Conago? La era Mancera (parte II y última)

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónFOTO: @Gibsonguitar

Mítico fabricante de guitarras Gibson se declara en bancarrota