La ruptura de Morena

El partido en el poder amanece con dos presidentes nacionales. Hay un cochinero, dicen

Alfredo González Castro / A fuego lento / Heraldo de México /

El Movimiento Regeneración Nacional (Morena) apenas cumplió un año en el poder, con Andrés Manuel López Obrador como presidente de la República, y enfrenta la peor crisis institucional desde su fundación.

Este lunes, amaneció con dos dirigentes: Alfonso Ramírez Cuéllar y Yeidckol Polevnsky, desoyendo las recomendaciones, convertidas en instrucciones, que salieron de Palacio Nacional.

El ala más dura, encabezada por la presidenta de su Consejo Nacional, Bertha Luján, desacató un fallo del Tribunal Electoral y terminó por dividir al partido con la celebración de un Congreso Nacional en el que eligieron al diputado Ramírez Cuéllar como presidente interino.

¿Qué va a pasar con Yeidckol? Según la resolución de ayer, la mexiquense regresará a la posición de secretaria general. Aunque evidentemente ella no reconoce el proceso, que muchos morenistas califican como un cochinero.

El estatus de Morena es el siguiente: tiene dos presidentes, dos procesos de renovación y un pleito por finanzas.

Un verdadero galimatías procesal, porque en el Congreso de ayer no sólo ratificaron como secretaria general a Yeidckol, sino a 10 titulares de cartera, además de que nombraron a los responsables de otras 10 secretarías vacantes.

Todo ello provocó inconformidades. Quieren secuestrar al partido, hicieron un batidillo, se leía en grupos de WhatsApp de prominentes morenistas.

Por otro lado, surgieron dudas de cosas tan triviales como lo relacionado con las oficinas. ¿Dónde despachará cada uno de ellos? Se preguntaban militantes y periodistas.

Lo que se espera ahora es una ola de impugnaciones ante el Tribunal y no descartan que sea la autoridad electoral la que decida al final quién será el o la presidenta de Morena.

Ahora lo que realmente todo mundo espera es la postura de López Obrador, quien en su momento dijo que si la crisis de Morena no se arreglaba él se iba.

¿Cumplirá el Presidente? ¿Dará manotazo en la mesa? ¿O volverá a enviar a gente de confianza para mediar?

Hasta ayer por la tarde-noche no se conocía la postura del jefe del Ejecutivo, lo cierto es que la propuesta para que Horacio Duarte tomará las riendas de Morena se la pasaron por el Arco del Triunfo, pese a que el ahora subsecretario del Trabajo contaba ya con el aval de los grupos de Ricardo Monreal y Mario Delgado.


***

Vestidos y alborotados se quedaron ayer varios senadores, entre ellos Xóchitl Gálvez, Claudia Ruiz, Emilio Álvarez Icaza, Dante Delgado, Patricia Mercado y Miguel Ángel Mancera, quienes esperaban a Javier Sicilia y a los integrantes de la familia LeBarón para tomarse la foto poco antes de la marcha, pero los manifestantes no quisieron perder tiempo y mandaron a una comitiva que sólo estuvo en el Senado 10 minutos.

***

Y como dice el filósofo… Nomeacuerdo: La crisis se produce cuando lo viejo no acaba de morir y cuando lo nuevo no acaba de nacer.

POR ALFREDO GONZÁLEZ
ALFREDO.GONZALEZ@HERALDODEMEXICO.COM.MX
@ALFREDOLEZ

lctl

¿Te gustó este contenido?