La reunión de AMLO con las empresas globales

Los empresarios del CEEG acordaron con el Presidente regresar en pocas semanas a una siguiente reunión

Carlos Mota / Un montón de plata / Heraldo de México
Carlos Mota / Un montón de plata / Heraldo de México

La determinación final para que se lograra la reunión entre el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) y los directores generales agrupados en el Consejo Ejecutivo de Empresas Globales (CEEG) que preside Claudia Jañez vino del propio Presidente: Él quiere reunirse con ustedes en Palacio Nacional, fue el mensaje transmitido a las multinacionales.

La reunión fue temprano el lunes. Los miembros del CEEG establecieron una regla: solo directores generales. Así, lograron que 34 de las 50 empresas globales se sentaran con el presidente. Su sorpresa fue notoria al encontrar a un Presidente moderado, tranquilo, que los escuchó por más de una hora y media. El mensaje de AMLO fue contundente: considera que en los próximos meses se reactivará vigorosamente la economía por el trabajo que ha realizado al interior del gobierno. Ya limpié la casa, habría dicho.

A su vez, las empresas globales transmitieron esto: se requiere que el mensaje de bienvenida a la inversión extranjera sea repetitivo y provenga personalmente del Presidente. No de alguna Secretaría, ni por comunicados. Los empresarios se ofrecieron a fungir como embajadores de México ante sus matrices, pero pidieron que el Presidente sea personalmente más vocal respecto de la inversión externa.

En el CEEG se encuentran empresas como Bosch, Cargill, ExxonMobil, Iberdrola, Pepsico, Microsoft, Nestlé, Toyota, Schindler, DuPont, Visa, DHL o Danone. Entre las empresas había la inquietud de llevar dos temas a la mesa: la energía y la inseguridad. Esto último fue transmitido al Presidente por el gran costo que representa operar en el país, elevando el capital de trabajo de prácticamente todas las empresas al tener que proveerse seguridad ellas mismas.

Los empresarios del CEEG acordaron con el Presidente regresar en pocas semanas a una siguiente reunión. Lo harán con una agenda específica. En el tintero ya se pusieron temas como la forma en la que México puede aprovechar la coyuntura de la guerra comercial entre Estados Unidos y China, y la reiterada necesidad de que sea el propio Presidente, de forma personal, quien venda los atractivos de México en el exterior, como la infraestructura y la mano de obra calificada con la que ya cuenta el país.

Lo que AMLO debe tomar en cuenta es que los directores con los que se reunió no la tienen tan fácil si sus jefes en Alemania, Francia, Japón o Estados Unidos sólo ven artículos de prensa y reportes de bancos en lo que se registran movimientos erráticos del gobierno en cuanto a inversión. Por eso le insisten, y le insistirán, en que su mensaje personal debe ser permanentemente enviando señales de consistencia en favor de los inversionistas.

TREN MAYA

Rogelio Jiménez Pons ha sumado al proyecto del Tren Maya la opinión de la ONU. El encuentro lo organizó Martha Delgado.

POR CARLOS MOTA
[email protected]
WHATSAPP 56-1164-9060


lctl

¿Te gustó este contenido?