La refinería desboca a la derecha

El gobierno de la Cuarta Transformación demostrará que se puede hacer obra pública sin corrupción, en beneficio de nuestro pueblo y con absoluto patriotismo

La refinería desboca a la derecha

Fue un compromiso de campaña construir dos refinerías para dejar de importar gasolina. México fue autosuficiente durante décadas en cuanto a gasolina se refiere. Más aún, fue precursor en la petroquímica. Hoy, prácticamente no existe petroquímica nacional, la privada se había desarrollado gracias a la fuerza de la petroquímica pública, y estamos importando 90 por ciento de la gasolina que consumimos.

La derecha (PRI y PAN), que nos puso en esta condición al entregar nuestro petróleo al capital extranjero y desmantelar Pemex, hoy se rasga las vestiduras planteando que no tenemos capacidad para construir la refinería de Dos Bocas.

Se le olvida al farsante de Felipe del Sagrado Corazón de Jesús Calderón Hinojosa -convertido en vocero conspicuo de la oposición-, que anunció como un paso fundamental en nuestra soberanía energética la construcción de la Refinería Bicentenario, de la cual no hizo ni la barda. Se les olvida o pretenden olvidar a todos los que hoy opinan en contra de este proyecto -incluido el cabeza hueca de Vicente Fox-, que rabiosamente han exigido la disminución del precio de la gasolina y que saben bien que esto es imposible sin construir nuestras refinerías para devolvernos a la condición de autosuficiencia en materia energética.

También se les olvida o pretenden olvidar que nunca repudiaron los impuestos ocultos en la gasolina y que aplaudieron la Reforma Energética que nos ha postrado como país en esta materia. Peor aún, hoy todos se dicen especialistas desde la derecha y pretenden darnos clases sobre energías renovables.

Ignorantes a secas o fingiendo ignorancia, dejan de lado que la petroquímica requiere de la refinación del petróleo y que prácticamente todo lo que está en nuestro entorno fabricado por el ser humano contiene productos derivados de éste.

Son unos hipócritas y unos miserables porque pretenden que el país siga siendo dependiente y saqueado. La decisión de la construcción de la Refinería de Dos Bocas es importantísima en la restitución de nuestra soberanía e independencia en materia energética.

A contrapelo de su rabia, construiremos la refinería en el tiempo y con los costos establecidos dados a conocer. Demostraremos que se puede hacer obra pública sin corrupción, en beneficio de nuestro pueblo y con absoluto patriotismo. La refinería de Dos Bocas va, aunque las bocas de la derecha echen espuma. Los hemos puesto en evidencia con la razón, los pondremos en evidencia con nuestros hechos y con nuestra obra desde el gobierno.

*Diputado federal del PT

@FERNANDEZNORONA

¿Te gustó este contenido?