La reconstrucción de la nación: panacea de la 4T

El combate a la corrupción debe ser frontal y no permitir más engaños ni más simulaciones

José Óscar Valdés Ramírez / Heraldo de México
José Óscar Valdés Ramírez / Heraldo de México

Reconstruir una nación es una tarea de titanes, no nada más de buenas intenciones sino de acciones concretas.

El combate a la corrupción debe ser frontal y no permitir más engaños ni más simulaciones. La esperanza de los mexicanos es que el cáncer de la corrupción e impunidad se termine, para esto urge una autonomía de las instituciones que impartan justicia, los tribunales y fiscalías. Como están las cosas se ve distante este combate, reza un dicho musulmán: Si haces lo mismo con lo mismo, el resultado es lo mismo.

El combate a la corrupción e impunidad debe empezar con la Cofece que permite los monopolios como el Consejo Regulador del Tequila, con la Profeco que sigue con la extorsión a los gasolineros y nos vende litros de 800 ml y tolera la venta del huachicol.

La Cuarta Transformación es la modificación de la Constitución, con modificaciones que incluyan la revocación de mandato, eliminación del fuero, y que se legislen las consultas ciudadanas.

Una de las decisiones más polémicas es la cancelación del NAIM. AMLO tiene el sartén por el mango, sentó a los financieros internacionales y puede dar paso a una nueva negociación de los contratos, una revisión que elimine las comisiones altísimas, así como los intereses y que esto pase a las arcas de la nación.

Cuando decidimos decantarnos por AMLO, una de las causas en contra era porque no escuchaba a nadie ni a nada, nosotros creemos que maduró lo suficiente para entender que México es una nación que no puede gobernarse a base de caprichos ni ocurrencias. En pocos días veo con preocupación que seguimos igual. Proponen ministros a la SCJN a modo sin que exista una alternativa real de gente preparada. De la fiscalía ni hablamos, ni autónoma ni independiente, será el maestro Bátiz. Habla bien de AMLO que comparta el poder con la gente que lo respaldo desde hace 18 años; pero ellos no lo llevaron a Los Pinos, fue la sociedad civil votando contra el hartazgo y la corrupción.

No fue sencillo, sin recursos, sin estructura, pero con voluntad, con todos los amigos en contra por un hombre que le decían loco de poder, alguien que perdió dos veces la Presidencia de la República. No queremos más improvisaciones ni modas sexenales. Se habla de Benito Juárez, privilegió la capacidad sobre la lealtad, después de la Revolución se privilegio la lealtad por la capacidad y ése fue el error de los gobernantes meter a los amigos sin capacidad. Deseo realmente un cambio, voté por una nación donde se aplique la ley a rajatabla, se castigue y se investigue a todos y a todas, quiero un México transparente, por esa causa nos llamaron prietos, chairos, necios.

La Cuarta Transformación no será la panacea, si no se toma en cuenta a todos, Salinas, Zedillo, Fox, Calderón y Peña gobernaron para sus amigos a espaldas del pueblo toleraron todo y no escucharon a nadie, espero AMLO escuche a propios y extraños, es el Presidente de los mexicanos.

 

JOSÉ ÓSCAR VALDÉS RAMÍREZ

ACTIVISTA JURÍDICO

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónTal cual

Tal cual